Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz vibró con su VIRGEN

Desde tempranas horas de la tarde, miles de personas se congregaron en los alrededores del muelle de Ribera para participar en el tradicional recorrido marítimo con la imagen del Carmen.
EL DÍA, S/C de Tenerife
17/jul/03 18:30 PM
Edición impresa

Miles de santacruceros y visitantes vibraron ayer con la celebración de la festividad de la Virgen del Carmen y, sobre todo, con la tradicional procesión marítima que cada año tiene como protagonistas a las engalanadas embarcaciones, que avanzaron entre los gritos de fervor y admiración de los creyentes hacia la que consideran ante todo ""su Virgen"".

Después de una semana cargada de actos, ayer se celebró el día grande de las fiestas en honor de la Patrona de marineros y pescadores. Una jornada que dio co-mienzo por la tarde con una solemne ceremonia religiosa en la Parroquia matriz de Nuestra Señora de La Concepción, oficiada por el reverendo Ramón Padilla y cantada por la Coral Polifónica del Círculo de Amistad XII de Enero.

Antes de iniciar el recorrido marítimo, la Coral interpretó la conocida ""Salve Marinera"", además de motetes y habaneras, donde se pudo comprobar no sólo la emoción de muchos devotos de la Virgen, sino la fuerza de una tradición que a pesar de los años sigue latente entre la mayor parte de los santacruceros.

Tras la ceremonia religiosa, las numerosas personas que se congregaban en los alrededores de la parroquia acompañaron a la imagen en la procesión por las calles de Santo Domingo, Cruz Verde, San Francisco, Bethencourt Alfonso y la plaza de España hasta llegar al muelle de Ribera para proceder al embarque.

Un momento que se convirtió en mágico para muchos de los asistentes y ""hombres y mujeres de la mar"" que, con las bocinas de los barcos y sus vítores, quisieron homenajear a la Virgen del Carmen un año más.

Procesión marinera

Durante la procesión marinera también se lanzó una corona de flores en memoria de los fallecidos en la actividad portuaria y marinera para más tarde disfrutar de una exhibición de fuegos artificiales que conmemoró el desembarco de la imagen.

Con la misma intensidad por parte de sus seguidores, la Virgen estuvo acompañada a su regreso a la parroquia por la plaza de España, la calle General Gutiérrez, Imeldo Serís, Cruz Verde y Santo Domingo, donde concluyeron los actos de celebración, aunque no la fiesta, que siguió hasta altas horas de la madrugada.

Santa Cruz ha recuperado, después de algunos años de pequeña crisis, las fiestas en honor de la Virgen del Carmen, que siempre han estado muy presentes en el corazón de los chicharreros.

El sentimiento de los habitantes de la ciudad pasa de forma mayoritaria por recuperar un mar al que han sentido de espaldas. Actos como el celebrado ayer, con todo el esplendor de las grandes citas, son ya un clásico del verano que, incluso, hace volver de las vacaciones a muchos residentes en la capital para no perderse la solera de la procesión marítima.