Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer

La Asamblea de Madrid arranca la investigación con el apoyo del PP

La sorpresa volvió a saltar en la Cámara regional, esta vez de la mano de Izquierda Unida, que dio la campanada y, sin previo aviso al Grupo Socialista, decidió abstenerse en la votación y dejar solo al PSOE.
AGENCIAS, Madrid
19/jul/03 18:32 PM
Edición impresa

AGENCIAS, Madrid

La Asamblea de Madrid investigará, finalmente, la supuesta trama inmobiliaria relacionada con los dos tránsfugas del PSOE, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, cuya traición mantiene bloqueada la constitución del Gobierno de la comunidad autónoma.

Un día más, la sorpresa volvió a saltar ayer en la Cámara regional. Esta vez fue IU quien dio la campanada y, sin previo aviso al Grupo Socialista, decidió abstenerse y dejar solo al PSOE y a Tamayo en su oposición frontal a la comisión de investigación diseñada a medida por el PP, formación que terminó imponiendo todas sus condiciones. El inopinado cambio de posición de la coalición progresista, que de facto daba luz verde a la comisión, forzó también el apresurado giro del voto de la formación que dirige Rafael Simancas y del propio tránsfuga, que terminaron absteniéndose.

Fausto Fernández, portavoz de IU en la asamblea, no alertó, como él mismo reconoció, a los socialistas de su intención de terminar con el bloqueo institucional que vivía la Diputación Permanente que ayer parecía condenada, de nuevo, a impedir la constitución de la comisión de investigación. Una vez más, las fuertes divergencias que PSOE y PP mantienen sobre los comparecientes y el veto del partido que lidera Esperanza Aguirre a 21 nombres propuestos por socialistas e IU (la mayoría cargos, ex cargos y militantes del PP relacionados con los municipios donde se sospecha que se han producido "pelotazos" urbanísticos) amenazaban con el fracaso de la reunión.

Sin embargo, Fernández dijo preferir no certificar la defunción de la comisión, aunque su abstención sirviera para dar la razón al PP. "Nos tragamos el sapo de una comisión de investigación amputada de una parte de comparecientes por el Partido Popular", resumió gráficamente el líder en Madrid de Izquierda Unida.

Rechazada la querella

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirmó ayer la no admisión a trámite de la querella del PSOE contra los dos diputados tránsfugas de la Asamblea de Madrid, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, y contra otros cargos políticos y constructores al estimar que "los hechos descritos no son delito".

La Sala de lo Civil y Penal del TSJM adoptó esta decisión en un auto que cuenta con un voto particular discordante de uno de los magistrados, Antonio Pedreira, en el que asegura que los hechos narrados en la querella no describen nada tipificable como delito y que "sólo se señalaban un conjunto de conjeturas".