Actualidad

El Gobierno endurece la lucha contra los accidentes de trabajo

La nueva Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que tramitarán las Cortes por la vía de urgencia, impone a las empresas elaborar planes en este sentido pactados con los trabajadores.
EL DÍA/AGENCIAS, Tfe./Madrid
19/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

El Gobierno remitió ayer a las Cortes el proyecto de ley que endurece la normativa de seguridad y salud laboral para obligar a las empresas a su cumplimiento. El documento, fruto del consenso social, se tramitará en el Parlamento por vía de urgencia para su entrada en vigor el 1 de enero de 2004 y obligará a las empresas a implantar un plan de prevención de riesgos, integrado en el sistema general de gestión.

El fin primordial del proyecto es paliar y evitar la siniestralidad laboral. España cuenta con el mayor índice de accidentes profesionales de la Unión Europea.

Ese plan incluirá la evaluación de los riesgos en el empleo y la planificación de las actividades para evitar las situaciones problemáticas y peligrosas.

El proyecto aprobado modifica la ley encargada de velar por la seguridad y la salud laboral, así como la norma que establece el régimen de infracciones y sanciones. En este sentido, tipifica como infracción la exclusión de la actividad preventiva en la empresa y el incumplimiento de la obligación de implantar un plan que evite los riesgos laborales.

Igualmente será objeto de sanción no llevar a cabo la evaluación de posibles peligros o no realizar aquellas actividades preventivas que se deriven del resultado de los análisis. Además, no realizar por parte de la empresa el seguimiento de esa actividad y no adoptar medidas necesarias que garanticen la participación y el recibo de las instrucciones adecuadas también será multado.

Consenso

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales destaca que será considerada infracción "grave" el supuesto en el que una empresa contrate trabajadores, a través de una sociedad de trabajo temporal (ETT), y les permita incorporarse a su empleo sin haberse cerciorado antes, de manera documentada, de que han recibido la información relativa a los riesgos laborales. La empresa contratante tendrá que cerciorarse también de que el personal cedido cuenta con la formación específica y con un estado de salud compatible con el puesto a desempeñar.

El nuevo texto, que ha sido consultado y asumido por las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme y por las centrales sindicales CCOO y UGT, recoge una serie de medidas cuyo fin prioritario es combatir de manera activa la siniestralidad laboral de nuestro país.

La central sindical UGT afirmó ayer que confía en que la reforma de prevención de riesgos laborales remitida ayer a las Cortes por el Gobierno sea una respuesta "eficaz" y "definitiva" para atajar la siniestralidad laboral.

En un comunicado remitido a EL DÍA , el sindicato señala que esta reforma es "fruto del consenso social" e insta a que se aborde "sin más demoras" el problema de la temporalidad en el empleo, porque los accidentes laborales afectan al 60% de los trabajadores que tienen contrato temporal, lamenta.

En este sentido, recuerda la petición que planteó la central ante el Senado para mejorar la estabilidad en el empleo y la seguridad laboral, con el fin de lograr que el Parlamento tome la iniciativa para abordar con los interlocutores sociales el "lastre de la temporalidad", ya que, según sus datos, un tercio de los trabajadores españoles tiene este tipo de contrato.

No obstante, el sindicato admite que la reforma de la normativa de prevención de riesgos laborales remitida ayer a las Cortes establece más medidas y recursos para evitar los accidentes y asegura una mejora en el cumplimiento de la normativa, estableciendo una Ley de Infracciones y Sanciones "más estricta".

Hay que destacar que en la modificación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, destaca el hecho de que el empresario, no sólo queda obligado a elaborar e implantar un Plan de Prevención de Riesgos Laborales, sino que, además, las acciones preventivas "deberán debatirse antes de su puesta en práctica con los representantes de los trabajadores encargados de la prevención de riesgos laborales". Y tendrán que existir en las empresas con actividades peligrosas responsables en este campo que estén presentes en las situaciones de mayor riesgo, siempre según la reseña del Consejo de Ministros remitida a los medios.