Dinero y Trabajo
OCUPACIÓN TURÍSTICA EN TENERIFE

Los hoteles rondarán el lleno en agosto

Nadie oculta que hay temor a que este verano siga descendiendo el número de visitantes extranjeros por la desaceleración económica. Pero todos confían en que, de ser así, el turismo peninsular amortigüe el golpe. Ashotel prevé que en agosto la ocupación será "muy alta".
20/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

El clima de incertidumbre que pesa sobre la economía mundial, que se agravó tras los atentados contra las Torres Gemelas, ha acusado en fechas más recientes el embate del conflicto bélico en Irak. La mala situación económica que atraviesan los principales mercados emisores de turismo se ha traducido en una menor frecuencia de viajes y una reducción del gasto. Es un hecho que el volumen de negocio de los 10 mayores grupos turísticos europeos bajó un 5% en 2002, con previsiones similares para 2003.

Éstos son algunos de los datos aportados por los invitados al debate organizado por EL DÍA bajo el epígrafe genérico "Ocupación turística en Tenerife": Juan Antonio Rosado Martínez, vicepresidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) y consejero de la Sociedad de Promoción Exterior de Tenerife (SPET); Tina Sonck, directora de Márketing e Investigación de la SPET; Francisco Javier Rodríguez Castro, presidente del Centro de Iniciativas y Turismo (CIT) de Puerto de la Cruz; Miguel Ángel González Suárez, titular del CIT de Santa Cruz de Tenerife, e Isidro Dardiña Vidal, máximo responsable del CIT del Sur.

"Las perspectivas de ocupación turística en Tenerife de cara al verano no son malas. Desde Ashotel estimamos que la Isla va a tener una ocupación muy alta en agosto, mes en que los hoteles rondarán los completos". Este positivo pronóstico de Juan Antonio Rosado fue recibido con satisfacción por el resto de los intervinientes. Con la excepción de Isidro Dardiña, que auguró que, con independencia de los porcentajes de ocupación, "vamos a tener una temporada mala", debido a que, incluso, "se están vendiendo camas en hoteles de cuatro estrellas, con avión incluido, por 390 euros".

Rosado, que hizo hincapié en que la temporada alta en Tenerife se circunscribe al invierno, explicó que en las Islas el verano turístico no coincide, a diferencia de en la Península, con las fechas rígidas que marca el calendario, sino que va de mediados de julio a mitad de septiembre. Por lo que, desde una perspectiva global, el dato de agosto es el más relevante. Eso sí, matizó Rosado, como es incuestionable, "se puede tener una ocupación muy alta y unos precios muy bajos". El vicepresidente de Ashotel admitió que en estos momentos, a nivel mundial y de cara al verano, los touroperadores han impuesto una política de precios bajos. Pero insistió en que el turismo de Tenerife es fundamentalmente de invierno y, "en esos meses, ofrecemos un producto que tiene escasos competidores". Es cierto -continuó- que el turismo alemán ha bajado, pero no sólo en Tenerife. Aconsejo que analicemos la situación desde la racionalidad, con los pies en el suelo".

Isidro Dardiña, que sostuvo que el negocio turístico en Tenerife está controlado en más de un 80% por grandes cadenas hoteleras y grandes touroperadores, hizo un llamamiento al Gobierno para que "tome decisiones" e impida que siga el deterioro de la principal actividad productiva de la Isla, "que, a su vez, es soporte del comercio, la restauración, el ocio, etcétera". Dardiña, que calificó a Tenerife de "destino magnífico", culpó a los políticos de "no ocuparse del jardín sino cuando hay elecciones". Es el momento de abrir un proceso de reflexión profundo, que empieza por reconocer que, en materia de planificación turística, "nos hemos dormido en los laureles".

Cuestión de rentabilidad

Francisco Javier Rodríguez Castro, en referencia a los datos de la balanza de pagos por cuenta corriente referidos al primer cuatrimestre, que acaba de hacer públicos el Banco de España, subrayó que " aunque los ingresos por turismo hayan crecido supuestamente un 3%, eso no quiere decir que tengamos una mayor rentabilidad y una mejor situación económico-turística". En el caso concreto de Puerto de la Cruz, señaló, "tenemos una ocupación menor, y lógicamente la economía de las empresas se resiente". Acto seguido, añadió que, "pese a tener una visión un tanto pesimista de la situación internacional", está convencido de que Tenerife está en mejor posición que la mayoría de sus competidores para hacer frente a la crisis.

Miguel Ángel González Suárez mostró "un moderado optimismo" de cara al verano. Y apuntó que el CIT de Santa Cruz maneja datos que apuntan a que el año puede cerrar con un aumento del turismo del 2,7%. Ahora bien, reconoció que una cosa es la cantidad y otra la rentabilidad: la propia Organización Mundial de Turismo, dijo, pronostica una nueva caída del gasto medio este año, del 3%.

Por su parte, Tina Sonck, enfatizó que Tenerife en particular y Canarias en general "se han defendido muy bien" de la crisis y que las previsiones de la SPET son "buenas". Los últimos datos confirman que "la situación particular de Tenerife es mucho más sólida que la tendencia general del mercado y, por tanto, es de prever que el comportamiento global del año será mejor que muchos de sus destinos competidores, que están centrando su estrategia este verano en fuertes bajadas de precios".

OCUPACIÓN TURÍSTICA EN TENERIFE