La Palma

Jerónimo Saavedra fue homenajeado en un acto sorpresa en la capital palmera

El senador y ex presidente del Gobierno canario recibió el cariño de numerosas personas, entre las que estaban los ex ministros socialistas Juan Alberto Belloch y Carmen Alborch.

EL DÍA, S/C de La Palma
20/jul/03 18:33 PM
Edición impresa

En teoría, el senador y ex presidente del Gobierno canario, Jerónimo Saavedra, había sido invitado a impartir una conferencia en el Club Náutico de la capital, pero se llevó una sorpresa. Un grupo de amigos le habían organizado un acto de homenaje en el que se encontraban personas tan conocidas como los ex ministros socialistas Juan Alberto Belloch y Carmen Alborch, el periodista y escritor Fernando Delgado o el político Lorenzo Olarte, además de representantes de la vida política y cultural de la Isla, y de público en general.

La lectura de numerosos escritos remitidos por políticos y amigos del homenajeado, un concierto de piano y una representación teatral en la que el protagonista fue el propio Saavedra vestido de cura, que demostró sus dotes de actor, fueron los momentos más brillantes de un encuentro emotivo que Jerómino Saavedra agradeció porque, dijo, "en estos momentos me siento satisfecho y querido por mis amigos. Ha sido una sorpresa fantástica que no me esperaba, porque yo venía a dar una conferencia".

Sobre su posible retirada de la política, dijo que él deja de ser cargo público, pero que no se retira de la política. "Yo voy a la Universidad porque hay que agitar a los jóvenes, ya que la democracia se está deteriorando y como luché para tenerla, quiero que la gente joven sepa lo que es la democracia y defienda y exija la autenticidad, porque el Estado de Derecho está sufriendo muchos agujeros no sólo en Madrid, sino en Canarias. Así que, mi papel en la Universidad o en la militancia del PSC va a seguir, porque soy leal a mis ideas y no cambio", aseguró.

La ex ministra Carmen Alborch dijo que este homenaje había sido bastante espontáneo y que si se hubiera organizado formalmente La Palma se hubiera quedado pequeña, porque "Jerónimo Saavedra no sólo es una persona respetada y querida, sino también muy admirada. Es un maestro de la vida y esté donde esté siempre nos seguirá aportando ejemplo, reflexión y ejercerá la solidaridad como un buen socialista".

Por su parte, Juan Alberto Belloch manifestó que Saavedra es una persona poco frecuente en la vida pública. "Es un caballero que permite que la política no se degrade. Con ciudadanos como él la política no hubiera llegado a las situaciones a las que ha llegado", dijo. Deseó que no se aleje definitivamente de la política puesto que "personas como él deben ocupar siempre un espacio público".