Gente

Aznar afirma que está deseando ser abuelo en el bautizo de su ahijada

El presidente del Gobierno español asistió como padrino en Las Palmas de Gran Canaria al bautizo de Ainara del Rosario Santana, nacida el pasado 17 de mayo después de que su madre rompiera aguas en un mitin del Partido Popular celebrado en tierras grancanarias con motivo de las elecciones.
EFE, Las Palmas
21/jul/03 18:33 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, manifestó ayer que está deseando ser abuelo antes de asistir, como padrino, al bautizo de su ahijada Ainara del Rosario Santana, nacida el pasado 17 de mayo, después de que su madre rompiera aguas en un mitin del PP.

La ceremonia, celebrada en la parroquia de San José Obrero del Cruce de Arinaga, despertó la expectación del pueblo de Agüimes, en el sureste de Gran Canaria, cuyos vecinos se agolparon alrededor de la iglesia para presenciar la llegada de José María Aznar y su esposa, Ana Botella, que han descansado desde el viernes en la isla.

Los padrinos, Aznar y la alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Josefa Luzardo, llegaron a la parroquia, junto a los padres de la niña, María José López, de 25 años, y Jonathan Santana, de 24, con media hora de retraso sobre la hora prevista, ya que previamente fueron a recoger a los progenitores del bebé al domicilio en el que reside la madre.

También acompañaron a la familia el presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria -que fue recibido con aplausos a su entrada a la iglesia-, y su mujer, además de los padrinos de honor de Ainara del Rosario Santana, un tío de la niña, y la presidenta del PP de Agüimes, María del Mar Arévalo.

El sacerdote de la parroquia de San José Obrero, José Cirilo Díaz, que lleva 27 años al frente de la misma, dijo antes de la ceremonia, en la que no se ofició misa y que se prolongó durante media hora, que era una alegría tener a Aznar entre los asistentes "porque al fin y al cabo es el jefe, el presidente de nuestra nación".

Críticas vecinales

Respecto a las críticas que este bautizo ha despertado entre algunos vecinos del pueblo, ya que los padres de la niña no están casados por la Iglesia, aunque tienen pensado hacerlo, el párroco consideró que provienen de "personas que no tienen el conocimiento que debieran sobre los sacramentos".

En este sentido, explicó que la Iglesia no prohíbe el bautizo de los hijos de padres casados por lo civil o de madres solteras, sólo exige que los padrinos se hagan responsables de la educación en la fe de esos niños.

La madre de Ainara del Rosario Santana vive en el Polígono de Arinaga con sus padres, ya que la pareja no posee vivienda en propiedad, y su compañero, que trabaja en el sector de la construcción, también vive con sus progenitores.

El padre de la ahijada de Aznar, Jonathan Santana, destacó que los padrinos Aznar y Luzardo obsequiaron a la familia de Ainara de Rosario, que iba vestida con un traje de seda color champán, con una "buena cantidad de dinero", cuya cuantía no quiso precisar.

Al respecto, fuentes cercanas a la familia aseguraron que a Jonathan Santana se le ha ofrecido un nuevo empleo, asunto sobre el que éste no quiso pronunciarse.

Los padrinos se mostraron muy cariñosos en todo momento con la niña, que entró dormida a la iglesia y no lloró al recibir el bautismo, "como muestra de su carácter tranquilo", destacó Josefa Luzardo tras la ceremonia.

Una vez administrado el sacramento del bautismo, la familia de Ainara del Rosario, y sus cuatro padrinos, se dirigieron al Casino de Agüimes, donde se ofreció un cóctel a unos 150 invitados.

En el transcurso del aperitivo, Ana Botella expresó, al igual que Aznar, su deseo de ser abuela, una cuestión, dijo, que no depende de ella, si bien destacó que su hija Ana se encuentra en estos momentos "muy bien".