Tenerife Norte

Acróbatas celestes

El Festival Internacional de Aeromodelismo de Puerto de la Cruz reunió ayer a 5.000 personas en la explanada del futuro parque marítimo y se consolida como una atracción de primer orden.
EL DÍA, Puerto de la Cruz
21/jul/03 18:41 PM
Edición impresa

El XXII Festival Internacional de Aeromodelismo y Aeronáutica de Puerto de la Cruz se consolida como referente y escaparate de las especialidades de vuelo de simulación y real, donde la pericia de los pilotos en tierra y en las alturas se torna en virtuosismo, como se pudo constatar ayer en la explanada del futuro parque marítimo municipal. Una exhibición ya obligada que sirve de broche de oro a las Fiestas de Julio, y un acto de hermanamiento entre la sociedad civil, su Ejército y Fuerzas de Seguridad del Estado, con la Guardia Civil y Policías Nacional y Local, que dieron muestra de su buen hacer en cada uno de los supuestos tácticos practicados en esta jornada calurosa. Ni qué decir tiene el papel representado por las unidades aerotransportadas del Servicio de Urgencia de Canarias (SUC), del Grupo de Intervención y Emergencias (GIE) y de la unidad de Extinción de Incendios. La actuación del grupo de helicóteros de la FAMET realizó maniobras de gran pericia y efectuó un simulacro de rescate de dos supuestos miembros de una embajada en un país ficticio hostil, en medio de fuego cruzado y con bengalas, que daba la sensación de estar en escena por su realismo.

El Ejército del Aire, a través de sus Paracaidistas Acrobáticos, realizó una espectacular demostración, que fue la delicia del público, con la intervención de quince hombres y mujeres.

En la actualidad cuenta con casi 8.000 lanzamientos en caída libre y goza de gran prestigio nacional e internacional.

El Mando Aéreo de Canarias cerró la exhibición con la participación espectacular del escuadrón 402 de los F-18, con pasadas en formación y acrobáticas de dos aviones de combate.

Unas 5.000 personas presenciaron esta soberbia muestra aeronáutica a lo largo del espigón del parque marítimo municipal, bajo la presidencia de las primeras autoridades civiles y militares de la región.