Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La patronal de VTC, Cabify y Uber darán un servicio gratis el 26 de septiembre leer

Wolfredo Wildpret aclara que el drago milenario de Icod tendrá en torno a los 400 años


EL DÍA, S/C de Tenerife
22/jul/03 20:20 PM
Edición impresa

El botánico Wolfredo Wildpret de la Torre, profesor emérito de la Universidad de La Laguna, glosó la figura del naturalista Alexander Von Humboldt, cuyo viaje a Canarias está considerado un hito en la historia de la ciencia de las islas. Aunque la conferencia fue extremadamente laudatoria con el personaje, el ponente no pudo evitar reseñar algunos errores en el trabajo del científico que han pervivido hasta hoy. El más grave es considerar que los dragos son una especie milenaria, algo que se ha demostrado que no es así.

Con su intervención, Wildpret de la Torre, que fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Hannover en mayo de 2003, inauguró el curso "Las huellas de Humboldt en su viaje a Canarias y América". El ponente aclara que "el drago milenario de Icod se sabe que tendrá en torno a los 400 años. Es imposible que una monocotiledonea de tronco hueco como el drago pueda llegar a mil años. Eso es algo perfectamente estudiado y sabido con rigurosidad científica desde 1972".

El error de Humboldt proviene de la visita que hizo el 24 de junio de 1799 al famoso y ya desaparecido "drago de Franchy" en el Puerto de la Cruz. La belleza del árbol le hizo escribir que debía tratarse de una especia milenaria. Para Wildpret, se puede disculpar que un naturalista del siglo XVIII, que además no era botánico, errara de ese modo, pero no se puede admitir que esos juicios se mantengan sólo por costumbre o intereses de otro tipo.

Siguiendo con esa argumentación, Wildpret añadió que ese tipo de tergiversaciones en la interpretación de la naturaleza está muy extendido en las islas. "Eligieron una esterlitzia como símbolo turístico de Canarias, cuando se trata de una planta de Sudáfrica y el parlamento regional ya ha dicho que el símbolo del Archipiélago es la palmera canaria, que por cierto, corre peligro de perderse a causa de la hibridación con otros tipos de palmera introducidas aquí, como la datilera".