Vivir

Asuntos Sociales insiste en repartir la "carga" de inmigrantes entre las Islas

La consejera Águeda Montelongo recordó ayer que Lanzarote y Fuerteventura no pueden soportar solas el peso de la acogida de inmigrantes, aunque aclaró que en la vieja terminal del aeropuerto de Fuerteventura sólo quedan 15 indocumentados por una "política de repatriación" más ágil.
ACN, Las Palmas
22/jul/03 18:35 PM
Edición impresa

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Águeda Montelongo, afirmó ayer que las islas de Fuerteventura y Lanzarote no pueden soportar solas la carga de la inmigración y afirmó que Canarias debe ser solidaria en todo porque cuando esa carga se reparte deja de serlo.

Por este motivo, afirmó que Tenerife también va a tener su centro de inmigrantes, al igual que lo tienen Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, aunque la apertura del centro en la isla de Tenerife tendrá que anunciarla el Ministerio del Interior, ya que es un asunto que depende del mismo.

Montelongo señaló ante la llegada masiva de inmigrantes a las costas canarias durante el fin de semana que "nadie se puede llevar a engaño porque las pateras van a seguir llegando".

"Se trata de un problema, dijo, que no es sólo de Canarias sino que es lo es también de España y Europa y lo tenemos que afrontar no sólo como un problema sino como una oportunidad".

Para la consejera de Asuntos Sociales lo más importante es que "los servicios de la Guardia Civil los están esperando en las costas", una actuación que a su juicio "evidencia que los servicios de control y detección temprana están funcionando".

Por este motivo, añadió que "tenemos la tranquilidad de saber que esas personas van a estar atendidas nada más llegar al Archipiélago de la manera que les corresponde para que no estén deambulando por las ciudades y por las plazas".

Convenio con Cruz Roja

En este sentido, Montelongo se refirió a los centros de internamiento de la isla de Fuerteventura y explicó que el hecho de que haya 15 inmigrantes en la terminal vieja del aeropuerto de la Isla y más de 100 en el centro de El Matorral, evidencia que "se ha hecho una política importante de repatriación a los países de orígen y ha facilitado que los centros estén en mejores condiciones".

En cuanto al futuro de la antigua terminal del aeropuerto de Fuerteventura, indicó que su función será la de formar parte de las instalaciones del aeropuerto para su ampliación y por eso se cerrará, aunque, hasta que llegue ese momento, será el lugar al que se trasladen los inmigrantes ya que nadie sabe cuántos van a llegar en los próximos días y por lo menos no están deambulando por las calles.

Asimismo, Montelongo dejó claro que el pacto suscrito en Canarias entre CC y PP tiene el objetivo fundamental de dar estabilidad a Canarias con un Gobierno serio y este pacto también pasa por afrontar los problemas de la inmigración y "por eso tendré hilo directo de colaboración con las políticas del Estado para darles soluciones a esta realidad social que es la inmigración".

Además, la titular de Empleo y Asuntos Sociales aseguró que retomará la promesa de firmar un convenio con Cruz Roja para atender a los inmigrantes cuando llegan. Se trata de una de las primeras manifestaciones que ha hecho al Ministerio del Interior.

En cuanto a la situación de los menores inmigrantes, la consejera de Asuntos Sociales dijo que es "preocupante" y por este motivo afirmó que los temas relacionados con este colectivo "serán las políticas que se abordarán en primer lugar activando todos los recursos que tengamos y que nos sean posibles para que las actuaciones sean de verdad, no modélicas ni idílicas, pero íntegras y que cubran las necesidades de los menores ya que estamos hablando de niños".

En cuanto al centro de Gáldar, afirmó que tras una reunión de urgencia con el alcalde de Gáldar y los responsables del centro, se tomaron unas primeras medidas que pasan en primer lugar por pagar a los funcionarios que trabajan en el centro, porque "si no la situación se agrava aún más". Reiteró que "las políticas de inmigración y las de menores se van a llevar con mayor seriedad", aunque quiso dejar claro que no se refiere a "gestiones anteriores de nadie sino a que sabía que el centro de Gáldar estaba en estas condiciones".