La Laguna

El Cabildo repondrá los adoquines de las calles que rodean la plaza del Cristo

La Asociación de Vecinos Casco Histórico de La Laguna presentó un escrito hace un año al ayuntamiento en el que demandaba una actuación urgente no sólo en el pavimento de las vías sino en los alcorques, donde los jóvenes han arrancado adoquines para sus diferentes prácticas deportivas.
EL DÍA, La Laguna
23/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Laguna

El Cabildo Insular de Tenerife acometerá en breve la obra de reposición de adoquines sueltos de las calles que circundan la plaza del Cristo y la revisión del resto del pavimento, desperfecto que ha sido denunciado con frecuencia por los vecinos de la zona.

En el día de ayer, la empresa responsable del arreglo, Dragados, comenzó a instalar en la zona su maquinaria. El encargado de la obra dijo que los trabajos deben acabar antes del mes de septiembre, para que las fiestas del Cristo se puedan celebrar con toda normalidad.

Desde el día en que fue realizada la obra, los adoquines fueron despegándose del pavimento, lo que motivó numerosas críticas, ya que los huecos que se han formado perjudican el tránsito de los vehículos, sobre todo de los que tienen que enfrentarse con el gran desperfecto que se localiza a la entrada y salida de los aparcamientos de la plaza del Cristo.

Es de destacar que los jóvenes que acuden a la plaza también contribuyen al deterioro del pavimento no sólo de las calles sino de los alcorques, pues arrancan adoquines para delimitar zonas a la hora de jugar partidos de fútbol o practicar el monopatín.

Aunque ahora la Corporación insular repare los desperfectos, en su día, la alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, dio a conocer su interés por sustituir el actual pavimento de las calles de adoquines artificiales por otros de piedra natural.

Vecinos del casco

La Asociación de Vecinos Casco Histórico de La Laguna, según indica su presidente, Paco Roda, presentó hace un año un escrito al ayuntamiento comunicándole la situación de deterioro del pavimento de adoquines de las calles y de los alcorques y las pintadas que realizan los jóvenes tanto en las escaleras que conducen al aparcamiento como en las losetas de la plaza.

Paco Roda, en relación al inminente comienzo de las obras, dijo que ""nunca es tarde si la dicha es buena"", y denunció la concepción de la plaza del Cristo ""como dura y poco humana"". Emplazó a los políticos a que proyecten un uso para el recinto como la práctica de deportes y realización de actividades culturales. También de-mandó un mejor acondicionamiento de la plaza por estar muy abierta a las condiciones climáticas de la zona.

Después de calificarlo como un ""desmadre"", el presidente de la asociación vecinal del casco dijo que las pintadas deben ser realizadas en muros de solares.