Islas

La capital gomera activa su plan de emergencia por la acumulación de residuos

Según el alcalde, Ángel Luis Castilla, la situación puede llevar a un patético escenario, descomposición aerobia y anaerobia de la fracción orgánica de las basuras, generación y arrastre de lixiviados, aparición de animales carroñeros, olores pestilentes en todo el término y colapso físico de las vías públicas.
AGENCIAS, S/C de Tenerife
23/jul/03 18:36 PM
Edición impresa

El alcalde de San Sebastián de La Gomera, Ángel Luis Castilla Herrera, anunció ayer en rueda de prensa que no se están recogiendo los residuos urbanos del municipio debido a la orden judicial que decretó la clausura del vertedero de Punta Avalos, en Puntallana, y que desde ayer activó su Plan de Emergencia Municipal para informar a la población y prevenir graves daños a la salud pública.

Castilla Herrera estimó que este problema sanitario desbordará al propio Consistorio local y avanzó que en unos días solicitará la ejecución del Plan de Emergencia Insular e instará a las Autoridades Sanitarias y de Protección Civil del Gobierno de Canarias para la elaboración de un Plan de Emergencia Sanitario que contemple un Plan de Comunicación y Protección a la Población permanentemente activado.

"Serían por lo tanto los ámbitos administrativos superiores al municipio quienes deberían corregir la situación que da origen a la emergencia, pues el ayuntamiento no dispone de los medios suficientes para la protección de la población ante el escenario definido", indica un análisis elaborado por la corporación.

Y el escenario definido es que en unos tres días, "debido a las altas temperaturas de esta época del año", avanzó el alcalde, la situación puede mostrar un patético escenario, descomposición aerobia y anaerobia de la fracción orgánica de las basuras, generación y arrastre de lixiviados, aparición de animales carroñeros, olores pestilentes en todo el término, colapso físico de vías públicas, entre otras.

"Estamos hablando de un problema sanitario grave, y Sanidad es responsable de minimizar las consecuencias", dijo Castilla Herrera ante los medios de comunicación antes de hacer referencia a la repercusión sanitaria, económica y social por la "imposibilidad del ayuntamiento de depositar la basura en otro vertedero de la Isla porque todos, como el de Puntallana, son ilegales".

"Muchos negocios van a cerrar porque se van a quedar impedidos para desarrollar su actividad, muchas calles se verán colapsadas y el viento de San Sebastián se llevará mucha basura".

Castilla Herrera avanzó también que ha remitido a la Presidencia del Gobierno de Canarias, a la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente, a la Consejería de Sanidad, a Protección Civil y al Cabildo de La Gomera un análisis de las alternativas y consecuencias ante la clausura del vertedero de Punta Avalos decretada la semana pasada por el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián de La Gomera ante una denuncia formulada por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Respuesta de la oposición

Por otra parte, el portavoz del Comité Insular del Grupo de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de San Sebastián, Manuel Arteaga, criticó que el equipo de Gobierno municipal "no sabe afrontar los problemas de los residuos sólidos tras la prohibición y cierre del vertedero de Puntallana" y se manifestó respecto a la providencia dictada por el Juez de 1ª Instancia e Instrucción de San Sebastián de la Gomera que "tarde o temprano tenía que producirse tal resolución".

Manuel Arteaga dijo no comprender cómo se ha llegado a esta situación, dado que el actual alcalde fue advertido reiteradamente de la ilegalidad en que se estaba incurriendo al verter en un espacio natural protegido. "Esto tenía que ocurrir" recalcó el consejero, quien además recordó que ya en el año 1995 el alcalde y su equipo de gobierno fueron "avisados" por el Ejecutivo canario de esta irregularidad.

Por su parte, el Partido Nacionalista Canario criticó la falta de reacción por parte del Ejecutivo regional en la medida que no supo calcular las consecuencias del cierre.