La Laguna

El pozo de captación de agua marina pudo contaminar la piscina de Bajamar

El Ayuntamiento de La Laguna ha ordenado a la empresa Dragados, responsable de las obras en estas instalaciones, el aislamiento del pozo que pertenece a la piscina que se encontraba cerrada por trabajos de remodelación, por lo que la fecha de la reapertura no se fijará hasta su finalización.
EL DÍA, La Laguna
23/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Laguna ha ordenado a la empresa Dragados (encargada de ejecutar la obra del Cabildo de Tenerife en las piscinas de Bajamar) que aísle el pozo de captación de agua marina de la piscina que estaba cerrada por estas obras y que, según los primeros informes, podría ser la fuente de las filtraciones de aguas residuales detectadas el pasado fin de semana en este recinto.

Los responsables municipales indicaron ayer, por medio de un comunicado, que la marea alta y el fuerte oleaje pudieron originar que el resultado de estas filtraciones pasase a la piscina que estaba en uso, lo que provocó este domingo su cierre, de manera cautelar, por parte del ayuntamiento.

Así, la primera medida que se va a ejecutar es vaciar el vaso de la piscina que estaba abierta, que ya fue vaciada el pasado viernes para su limpieza, con el fin de comprobar si existen filtraciones como las encontradas en la otra piscina.

Además, señalaron que se procederá de inmediato a rellenar de hormigón el encofrado del citado pozo, lo que supondrá su aislamiento para evitar futuras filtraciones de este tipo.

Por su parte, los técnicos de Teidagua descartan que se hayan producido roturas en la red de saneamiento, por lo que la fuente de las filtraciones podría encontrarse principalmente en las viviendas que están situadas por encima de las piscinas, ya que algunas de ellas no están conectadas a dicha red.

Tres análisis diferentes

En estos momentos se están efectuando tres análisis diferentes de las tomas de agua realizadas el mismo día del cierre y el pasado lunes, a cargo de la empresa Teidagua, la Concejalía de Sanidad y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Los resultados de estos análisis se conocerán a lo largo del día de hoy, porque es necesario hacer un cultivo de las muestras tomadas, que puede comenzar a analizarse pasadas 24 ó 48 horas.

El ayuntamiento mantendrá la piscina cerrada y su reapertura dependerá de los resultados de estos análisis, del vaciado y limpieza de la piscina, de la comprobación de si existen filtraciones en ella y del aislamiento de los pozos de captación de agua del vaso que se encuentra en la zona en obras.

El cierre de la última piscina que se encontraba operativa hasta el momento en la zona de Bajamar se produjo tras la denuncia el pasado sábado de una vecina que tuvo que trasladar a sus dos hijos por gastroenteritis hasta el centro de salud de la Trinidad después de bañarse en dicha piscina, ya que los certificados médicos demostraban que las razones de la intoxicación eran por ingesta de aguas fecales.

Tras la correspondiente denuncia, los efectivos de la Policía Local decidieron acudir a esta conocida zona de baño y desalojar a los numerosos bañistas que allí se encontraban, y que en un primer momento mostraron cierta expectación e indignación al desconocer los motivos reales por los que tenían que abandonar el lugar.

Aunque el ayuntamiento asegura que es una medida de precaución, los usuarios y vecinos de Bajamar se quejan de las pocas zonas con las que cuentan ahora para bañarse, ya que la playa se encuentra afectada por las obras de la primera piscina y parte de su acceso se ha cerrado de forma temporal.