Tenerife Sur

Los campistas seguirán manifestándose y pidiendo soluciones a sus problemas

Prodecam, la asociación que los aglutina, pidió la dimisión del alcalde de Guía de Isora por no impedir el cierre, con escombros, de uno de los accesos a la zona de Las Salinas, lugar en el que hay muchas personas acampando desde la pasada Semana Santa, según su presidente, José Antonio Pérez.
EL DÍA, Guía de Isora
23/jul/03 19:39 PM
Edición impresa

Los campistas continuarán manifestando y aplicando diversas medidas de protesta si no se despeja uno de los accesos a Las Salinas, zona del litoral de Guía de Isora en la que permanecen muchos de ellos desde la Semana Santa pasada. La primera de las acciones fue recorrer los pueblos isoranos de Alcalá y Playa San Juan, acto en el que participaron más de 200 vehículos, según informó la organización, aunque las fuentes de la Policía Local consultadas indicaron sólo que ""fueron muchos menos"".

José Antonio Pérez, presidente de la Asociación Pro Derechos de los Campistas (Prodecam), manifestó que ""no estamos dispuestos a seguir sufriendo la incomprensión y la desidia de las autoridades municipales, insulares y autonómicas"". Tal y como ha reiterado en otras ocasiones, se quejó del abandono al que los políticos someten a un colectivo de más de 20.000 personas ""no acometiendo un plan para dotar a la Isla de espacios habilitados y dotados mínimamente para acampar y permaneciendo ajenos a que continua- mente se nos pongan piedras en nuestro camino"".

El colectivo que se manifestó pidió la dimisión del alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín Do-mínguez, cuyo grupo de gobierno pospuso cualquier respuesta a las críticas de los campistas. Sin em-bargo, este grupo volverá a celebrar una asamblea el próximo sábado con la finalidad de estudiar la situación creada con el cierre de uno de los accesos a Las Salinas mediante el depósito de escombros en el inicio del mismo. Pérez afirmó que efectivos de la Guardia Civil se han personado en el lugar y han levantado acta de tal circunstancia.

Más de dos horas

Prodecam asegura que los campistas están dispuestos a trabajar y demandar soluciones para los muchos problemas que les afectan y ""no queremos que se nos siga tratando como a animales. Nuestro objetivo es que se nos escuche y se atiendan las reivindicaciones fundamentales que planteamos, porque esta tierra no puede estar dedicada sólo a hoteles"". José Antonio Pérez explicó que los ánimos están muy caldeados y que lo ocurrido con el acceso a Las Salinas ""es el colmo"".