Actualidad

Las diferencias con Gran Canaria impiden a CC completar el reparto del Gobierno

Los nacionalistas tratarán de alcanzar un acuerdo antes del próximo lunes, fecha en la que volverá a reunirse el Ejecutivo. El elevado número de nombramientos que ha efectuado el PP en su organización grancanaria se ha convertido en un obstáculo para las pretensiones de Ican.
S. DÍAZ/ J. ESPINEL, Tenerife
24/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

El nombramiento de los altos cargos del Gobierno de Canarias se ha convertido en un sangrante quiero y no puedo. Mientras que el Partido Popular (PP) prácticamente ha completado el organigrama de sus consejerías, Coalición Canaria (CC) se muestra incapaz de alcanzar un acuerdo con Ican, su organización en Gran Canaria, cuya dirección, con Carmelo Ramírez y Román Rodríguez a la cabeza, espera que se compense en forma de viceconsejerías y direcciones generales su ausencia del Consejo de Gobierno. El Ejecutivo que preside Adán Martín designó ayer a ocho cargos en los departamentos controlados por los nacionalistas, ninguno de ellos del sector oficialista grancanario. Quedan 47 y el lunes se celebra un nuevo Consejo, en este caso en Las Palmas.

El secretario del Consejo de Gobierno y consejero de Infraestructuras, Antonio Castro, que volvió a actuar como portavoz , indicó que el nombramiento de los restantes altos cargos puede producirse tanto el próximo lunes como el 4 de agosto, día en el que volverá a reunirse el Ejecutivo. CC intentará consensuar un acuerdo en un consejo político que celebrará esta misma tarde en la capital grancanaria. Si no logra cerrarlo, lo intentará antes del lunes. En el peor de los casos, los contactos se intensificarán para alcanzar un pacto a principios de agosto.

Pero a las pretensiones de Ican, el sector mayoritario de los nacionalistas de Gran Canaria, se han sumado las de las agrupaciones independientes, formaciones políticas con representación en cinco municipios que también han exigido su cuota de poder. Para empezar, desde ayer cuentan con una parlamentaria.

La satisfacción de dichas pretensiones, que no deberían suponer obstáculo alguno en un Gobierno donde el presidente, Adán Martín, se ha asegurado el control de la mayor parte de los puestos clave, entre ellos la Consejería de Economía y Hacienda, choca, sin embargo, con un serio inconveniente: el PP ha llenado el Ejecutivo de militantes provenientes de Gran Canaria.

Los nacionalistas han pedido a los populares que equilibren su política de reparto y, además de grancanarios, designen para viceconsejerías y direcciones generales a miembros del partido en Tenerife. El PP, que cuenta en la provincia oriental con sus más importantes réditos electorales, ha desoído la petición, y tan sólo su candidato al Cabildo tinerfeño, Benito Codina, ha logrado situarse al frente de una viceconsejería de primer nivel, la de Asuntos Sociales e Inmigración.

Codina y José Trasobares, secretario general técnico de Presidencia, por Tenerife; Regina Casañas por El Hierro, que ayer fue nombrada directora general de Juventud; y Noelia García Leal por La Palma, también ayer designada para dirigir el Instituto Canario de la Mujer, representan la exigua presencia del PP de la provincia tinerfeña en el Gobierno.

Los nacionalistas entienden que atender en su totalidad las pretensiones de Ramírez acentuaría el desequilibrio en favor de Gran Canaria.