Vivir
LO ÚLTIMO:
Hallado un feto de 26 semanas en una depuradora de aguas residuales de Teruel leer

CCOO atribuye al mal estado del edificio el caso de legionella en el HUC

El delegado del sindicato en el comité de seguridad, Ramón Bruc, aseguró ayer que las conduccciones de agua del cuerpo D, donde se localizó la bacteria, "han quedado obsoletas" y suponen un riesgo para la salud.
GLADYS PAGÉS, Tenerife
24/jul/03 18:37 PM
Edición impresa

Ramón Bruc, delegado de Comisiones Obreras (CCOO) en el comité de seguridad y salud del Hospital Universitario de Canarias (HUC) y en el consejo de administración del Consorcio Sanitario de Tenerife, atribuyó ayer al "mal estado de las instalaciones del cuerpo D del hospital" la aparición de un caso de legionella en un paciente de 71 años convaleciente de un segundo trasplante de riñón, por lo que demandó "una reforma integral" de los depósitos y conducciones de agua potable en ese bloque del centro sanitario.

Según informó Bruc a EL DÍA , "las instalaciones son bastante viejas y no hace falta ser técnico para saber que incumplen los criterios legales sobre desinfección del agua", unas deficiencias que, aseguró, "conoce la empresa o tendría que saber", a la que acusó de "no haber informado adecuadamente a los trabajadores" ni a los delegados del Comité de Seguridad y Salud cuando se confirmó el caso de legionella, en la tarde del viernes.

Aunque el representante de CCOO consideró que las medidas adoptadas fueron "todas las que se tenían que tomar" y destacó "la rápida intervención de los departamentos de Salud Pública y Medicina Preventiva", denunció que "el problema no es otro sino que las instalaciones del cuerpo D han quedado obsoletas y requieren una reforma estructural porque se corre el riesgo de que el problema vuelva a suceder". En su opinión, "si algún lugar del hospital reúne las condiciones para que aparezca la legionella es donde ha aparecido".

El delegado de Comisiones calificó de "ejemplar" el trabajo realizado por el personal de mantenimiento, al que se encomendó la reposición de las cazoletas de las duchas, filtros de los grifos y vaciado de los depósitos del agua, medidas contempladas para estos casos, a la que añadió el aumento de la temperatura del agua caliente y la hipercloración.

Incertidumbre

Sin embargo, lamentó que la Gerencia provocara una situación de "incertidumbre" al no informar "a su debido tiempo" a los trabajadores sanitarios de la detección de la bacteria en una ducha del hospital y de la necesidad de poner en marcha las medidas preventivas y el control necesarios.

Problemas formales en la convocatoria del comité de seguridad y salud impidió que ayer se celebrada una reunión de este órgano, aunque sí se produjo un encuentro de representantes de la Dirección con miembros del comité de empresa. Bruc informó al respecto que en esa reunión se dio cuenta de las medidas adoptadas.

Fuentes del gabinete de prensa del hospital comunicaron en la tarde de ayer que no se había declarado ningún otro caso de legionella en pacientes ingresados y que, hasta ese momento, no había "ninguna novedad".

Acerca del estado de salud de la única persona que fue contagiada por la bacteria, se comunicó que no se han producido alteraciones en su estado a lo informado el martes.