Sucesos

Arrojan artefactos incendiarios contra tres sucursales bancarias en Santiago de Compostela


EFE, Santiago de Compostela
26/jul/03 10:14 AM
Edición impresa

EFE, Santiago de Compostela

Varios artefactos incendiarios causaron diversos destrozos la noche de ayer en varias sucursales bancarias de Santiago, una de las cuales quedo prácticamente destruida, informaron a Efe fuentes de municipales.

Fuentes de los Bomberos informaron a Efe de que, pasadas las doce de la noche, y cuando una multitud abarrotaba la plaza del Obradoiro para ver los tradicionales fuegos del Apóstol, recibieron una llamada que informaba de una barricada formada con neumáticos a los que se les había prendido fuego en la calle de la Troya, en el casco viejo.

Cerca, en la plaza de Cervantes, dos sucursales de la zona, el Banco Gallego y el BBV, habían sido atacados con artefactos incendiarios, previsiblemente cocteles molotov.

Los bomberos accedieron al lugar con dificultades debido a la afluencia masiva de gente en las calles de Santiago donde esta noche miles de personas festejan las fiestas con motivo de la celebración este viernes del Día de Galicia, en el que están previstos diferentes actos políticos.

Uno de los bancos tenía destrozados los cristales y sufrió desperfectos en el mobiliario y en diversa documentación propia de la entidad bancaria, mientras en el otro, que registró mayores daños materiales, los Bomberos tuvieron problemas para conseguir acceder al interior debido a la intensidad del humo y al quedar bloqueada la puerta.

Poco después se recibió otra llamada en los Bomberos que alertaba de que un artefacto incendiario en la sucursal de Caixa Galicia, en el numero 46 de la calle Rosalia de Castro, cuyo interior quedo prácticamente destrozado por la violencia de la explosión.

A pocos metros de esta oficina bancaria, los autores de los atentados colocaron otra barricada, a la que también prendieron fuego en medio de la calzada.

Según señalaron las fuentes, también resultaron dañados los cristales de dos tiendas de Telefónica.