Actualidad
LO ÚLTIMO:
El TS fija que todo contacto corporal de tipo sexual es abuso y no coacciones leer

Santa Cruz conmemoró el aniversario del 25 de Julio, festividad de su patrón

Como cada año, desde hace 206, la capital celebró su victoria sobre las tropas del almirante inglés Horacio Nelson. A la conclusión de la eucaristía celebrada en la parroquia matriz de La Concepción, la venerada imagen del Apóstol Santiago recorrió en procesión varias calles céntricas de la ciudad.
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

Como cada año, y desde hace 206, Santa Cruz de Tenerife conmemoró ayer el aniversario de la gesta del 25 de julio y el patronazgo del Apóstol Santiago, con una solemne función religiosa oficiada en la parroquia matriz de Nuestra Se-ñora de La Concepción.

A la misma asistieron el alcalde de la capital, Miguel Zerolo, así como miembros de la corporación municipal y diferentes autoridades civiles y militares. A la conclusión de la eucaristía, la venerada imagen del Apóstol recorrió en acto procesional varias calles céntricas de la ciudad.

Con esta celebración, Santa Cruz festeja la victoria de armas lograda frente a las tropas del almirante inglés Horacio Nelson, acaecida en el año 1797. Precisamente, este triunfo dio pie a los regidores para solicitar título y méritos, y tal fue así que, de hecho, una vez se retiraron los navíos británicos de la bahía de Santa Cruz, confirmando el fracaso de su expedición, las autoridades pensaron en hacer valer sus merecimientos ante el monarca y, también, su gratitud al cielo que los había protegido.

La acción de gracias fue motivo de una manifestación colectiva, encabezada por el ayuntamiento, que se celebró el 29 de julio de 1797 y en donde se aclamó a los santos patronos, completándose el nombre del lugar que, a partir de entonces, se llamaría Santa Cruz de Santiago de Tenerife.

Lo cierto es que el ayuntamiento, no sin recelos, acabó pidiendo a la Corona, con mucha discreción, tres cosas como si fueran una sola: el título y privilegio de Villa, la calificación de muy Noble e Invicta Villa, Puerto y Plaza, y la modificación de su nombre.

Título y privilegios

Contrariamente a lo que era norma habitual en estos casos, los trámites se resolvieron con cierta rapidez y el 21 de noviembre de 1797 se firmó el decreto real por el que se concedía a Santa Cruz el título de villa y el privilegio de villazgo.

Con la llegada de la noticia, el ayuntamiento resolvió que se vivieran tres noches de luminarias, con tambor y repique de campanas, y aunque la expedición del título original se hizo esperar y se extravió el expediente, al cabo de tres años todo quedó arreglado.