Canarias

Rivero amenaza a Román Rodríguez con aplicarle el régimen disciplinario de CC

Las declaraciones del ex presidente del Gobierno a una emisora de radio de Las Palmas han terminado por colmar la paciencia del principal responsable de CC, quien aseguró en Radio El Día que no está dispuesto a permitir tal actitud a ningún militante de la coalición nacionalista.
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jul/03 16:35 PM
Edición impresa

El presidente de Coalición Canaria (CC), Paulino Rivero, ha amenazado al ex presidente del Go-bierno de Canarias y militante de CC en Gran Canaria, Román Ro-dríguez, con aplicarle los reglamentos y estatutos disciplinarios de la organización si continúa realizando manifestaciones públicas que deterioren la imagen de la coalición. Rivero, en una intervención en directo en Radio El Día la noche del jueves, tuvo la oportunidad de escuchar la grabación de las polémicas declaraciones realizadas por Rodríguez esa misma mañana a una radio local grancanaria, en las que cargaba contra el Gobierno presidido por Adán Martín. A su término, el presidente de CC fue contundente: "Eso no se lo vamos a permitir a nadie".

Rivero, sensiblemente molesto con las palabras de Román Rodríguez, que tachó al nuevo Ejecutivo de conservador y de estar constituido por un frente tripartito formado por ATI, el PP y José Carlos Mauricio, indicó que tales afirmaciones son impropias de alguien que ha sido presidente del Gobierno de Canarias y adelantó que "en próximas fechas" el ex presidente "tendrá que empezar a acatar las decisiones de los órganos de Coalición Canaria, porque esto es una organización política".

El principal responsable de la coalición, que poco antes había presidido en Las Palmas la reunión de la Ejecutiva Nacional de la organización, añadió que "no vamos a permitir que sea quien sea el militante de CC, sus actuaciones públicas sigan ahondando en el deterioro de la imagen de CC". Siguió advirtiendo que si las cosas no cambian desde este fin de semana "tendremos que valernos de nuestros reglamentos internos y estatutos para hacer guardar la disciplina a todos los miembros".

Paulino Rivero mostró su confianza en que, una vez abordado el problema con las agrupaciones independientes de Gran Canaria integradas en CC, así como dentro de la propia Ejecutiva Nacional, vuelva la tranquilidad a la coalición.

El dirigente nacionalista expresó su preocupación por el hecho de que las diferencias entre CC y su organización en Gran Canaria vayan a afectarles negativamente en las elecciones generales del próximo año. Puntualizó que lo que se está consiguiendo con la actual polémica es hacerle la campaña electoral al PP y al PSC-PSOE, verdaderos beneficiarios, a su entender, del clima de crispación que se ha instalado entre los nacionalistas.

No obstante, Rivero quiso dejar claro que no se puede hablar de que exista una crisis en el seno de CC, habida cuenta que las diferencias se han limitado a algunas voces discordantes en Gran Canaria y Lanzarote.

Añadió que ahora el principal objetivo de los nacionalistas canarios es centrarse en el logro de grupo propio en Madrid, porque de esa forma será más fácil cumplir los compromisos adquiridos con los ciudadanos en el Gobierno autonómico, los cabildos y los ayuntamientos.