Sucesos

Encuentran el cadáver de un bañista en la playa de La Roca, en Los Cristianos

El jefe de Salvamento Marítimo, Tomás González Araña, aseguró que, debido al mal estado de la mar, que estos días se encuentra muy agitada y con fuertes olas, no es aconsejable bañarse en aquellas zonas que puedan tener un peligro potencial para los veraneantes.
EL DÍA, S/C de Tenerife
27/jul/03 10:14 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El cuerpo de Jean C.M, de 50 años de edad, apareció ayer flotando en el agua con síntomas de ahogamiento en la playa de La Roca, en la localidad de Los Cristianos. Fue recogido por vecinos de la zona y llevado a tierra.

Sobre las 12:30 de la mañana de ayer, la sala operativa del 112 recibió una llamada de alerta en la que se advertía de la presencia de un cadáver en el agua.

Al lugar de los hechos se trasladó una ambulancia mecadizalizada, cuyos efectivos intentaron la reanimación del sujeto sin que se pudiera hacer ya nada por salvar la vida del mismo.

Más tarde, la Policía Local acordonó la zona del siniestro para agilizar las tareas de rescate. Finalmente, el CNP se hizo cargo de las diligencias oportunas para cerrar el caso.

En otro orden de cosas, aún sigue la búsqueda del bañista que desapareció en la tarde del viernes en Playa Pelada, en El Médano. La búsqueda, en cualquier caso, tuvo que ser suspendida sobre las 15:30 debido al mal estado de la mar y se reanudará a primeras horas de la mañana de hoy con la llegada de la bajamar. En las tareas de rescate toman parte unidades de salvamento marítimo, bomberos especializados en rescates subacuáticos, así como miembros de la unidad de rescate del GEAS de la Guardia Civil, y dos helicópteros de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo.

Una de las teorías que manejan los servicios de emergencia es que el cuerpo del bañista se encuentre atorado en el rocoso litoral de la zona.

Para recuperar el cuerpo los submarinistas de los bomberos y Guardia Civil llevan a cabo la búsqueda por los fondos marinos de la zona.

Otra de las hipótesis que se barajan es que el cuerpo haya sido arrastrado por la corriente, que puede tener una fuerza de media milla por hora (ochocientos metros por hora) aproximadamente, dirección su-roeste, lo que hace necesario que cada día se amplíe el área de búsqueda, en espera de que el cuerpo termine por salir a la superficie.

El jefe de Salvamento Marítimo, Tomás González Araña, declaró ayer que, debido al estado de la mar, que se encuentra muy agitado con olas y viento fuerte, no es aconsejable bañarse en las zonas que puedan tener un peligro potencial.

También recordó el saldo de dos bañistas muertos que han dejado los últimos días, ambos por culpa del total desconocimiento de las fuertes corrientes y de los fondos marinos de esa zona de la costa isleña.