Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

A las puertas del quinto

El estadounidense Lance Armstrong ganó el pulso a Ullrich en la contrarreloj Pornic-Nantes y hoy subirá un escalón en su palmarés para ubicarse junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Induráin.
EFE, Nantes (Francia)
27/jul/03 11:42 AM
Edición impresa

El estadounidense Lance Armstrong ganó el pulso a Ullrich en la contrarreloj Pornic-Nantes, de 49 kilómetros y ya está en la puerta del "Club de los 5" por lo que hoy, en París, subirá un escalón en su palmarés para ubicarse junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain entre las leyendas del Tour.

En una jornada de intensa lluvia y poco apropiada para rodar a alta velocidad, al estadounidense le bastó una cómoda tercera plaza por detrás del británico David Millar y de su compatriota Tyler Hamilton, tercero. Ullrich, perjudicado por una caída en el kilómetro 34, fue cuarto a 11 segundos del virtual vencedor del Tour.

Armstrong, siempre ambicioso, mantuvo a raya a su rival alemán, quien salió tres minutos antes. La igualdad era total en el kilómetro 15 (15.42) y en el 32,5 el ciclista del Bianchi sacaba una renta de tan solo dos segundos.

Con la contrarreloj controlada en una carretera convertida en un verdadero lago, llegó la acción que cerró cualquier asomo de duda: Ullrich entró fuerte en una curva y se fue al suelo. Ahí terminó su ilusión de ganar el Tour e incluso la contrarreloj.

Con las noticias del accidente del alemán, Armstrong se dedicó a nadar encima de su bicicleta y a guardar su maillot amarillo para lucirlo en París por quinto año consecutivo. Ya no era cuestión de dejarse la piel en el asfalto, por lo que llegó a la meta de Nantes con gestos de euforia, poco habituales en el tejano.

Mientras Armstrong se levantó a las 7:30 de la mañana para supervisar el recorrido y luego consultaba con su veterano compañero ruso Ekimov, el alemán optó por quedarse en el hotel y ver en vídeo el escenario de la prueba. Maneras diferentes de plantear la carrera.

El aterrizaje de Ullrich favoreció al británico David Millar, un experto contrarrelojista de 26 años que ya colecciona 3 triunfos en el Tour con la cronometrada que abrió la edición de 2000 y la etapa en línea de 2002. "Si Armstrong hubiese arriesgado más se habría apuntado la etapa, pero no le hizo falta. Se lo agradezco", reconoció.

La segunda plaza fue para otro estadoundiense, Tyler Hamilton, del CSC, el hombre de la clavícula fracturada, quien se esforzó al máximo para acercarse lo más posible al pido. Ganó dos puestos en la general y acabará quinto en perjuicio de los españoles Haimar Zubeldia e Ibán Mayo, quien cerrarán su participación quinto y sexto, respectivamente.

Otros dos españoles se verán reflejados en el "Top ten" del Tour. Carlos Sastre, vencedor de una etapa pirenaica, acaba noveno, mientras que Francisco Mancebo, lejos de sus pretensiones iniciales, lo hará en la décima plaza.

Hoy se clausura el Tour del Centenario con la tradicional etapa festiva y de homenaje al campeón y a todos los supervivientes de la carrera después de tres semanas de competición. La salida se tomará en Ville d''Avray y la llegada en los Campos Elíseos de París, con un recorrido de 152 kilómetros.