Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Madrid sin Cristiano también intimida leer

Sólo falta un acuerdo

El consejero Eduardo Chinea se reunió ayer con los siete jugadores que no habían negociado con el club insular para retirar su denuncia ante la AFE. En la mayoría de los casos reinó la comprensión.
JORNADA, S/C de Tenerife
27/jul/03 11:43 AM
Edición impresa

Mientras el proyecto deportivo del Tenerife 2003/2004 empieza a dar sus primeros pasos, aún con la posibilidad de que venga o se marche algún futbolista, el consejo de administración trabaja a contrarreloj por evitar que el equipo descienda a Segunda División B, con lo que acariciaría su desaparición, a causa de las deudas que mantiene con muchos de sus jugadores.

La lista de blanquiazules que denunció tal circunstancia ante el sindicato de su gremio, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), rozó en principio la veintena. Sin embargo, con el paso de las semanas y la buena voluntad de los demandantes al negociar con los dirigentes tinerfeñistas, el número se redujo considerablemente. No obstante, el plazo para solucionar este inconveniente expira el próximo jueves y si en ese día sigue en vigencia al menos una denuncia, el club perderá la categoría. Paulatinamente han ido retirando sus quejas casi todos los futbolistas y otros han prometido hacerlo mañana. Pero hasta ayer, el consejero encargado de estas negociaciones, Eduardo Chinea, no había tenido la oportunidad de dialogar personalmente con siete de los jugadores que reclaman dinero.

Todos fueron convocados en la sede social blanquiazul a lo largo de la jornada. Desde muy temprano, pasaron por las oficinas del callejón del Combate Bruno Marioni, Javi López, David Bermudo, Barata, Iván Ania, Federico Basavilbaso y Óscar Álvarez.

En líneas generales, las reuniones concluyeron satisfactoriamente y en el grupo de gobierno del Tenerife existe el convencimiento de que seis de los futbolistas retirarán su denuncia antes del jueves, aceptando percibir ahora un porcentaje de la deuda y el resto, más adelante. La única duda radica en el caso de Javi López, que prefiere cobrarlo todo de una vez. A pesar de ello, los consejeros pretenden repetir el encuentro con el deportista catalán con la esperanza que recapacite y se solidarice con el club y con sus compañeros. Todo apunta a que las partes prolongarán la negociación hasta el último momento, es decir, el 31 de julio.

Aprovechando su presencia en el acto de presentación de Ismael Santana como nuevo fichaje blanquiazul en la tarde de ayer, Eduardo Chinea ofreció una valoración sobre este asunto. "Hemos estado hablando con el último grupo de jugadores que habíamos dejado para entrevistarnos cara a cara. En general, la comprensión ha sido considerable. Puede ser que haya un caso un poco más difícil y entiendan que no diga su nombre, pero espero que reflexione y no perjudique al resto del grupo. Al margen de eso, la compostura de todos ha sido exquisita y tengo palabras de agradecimiento para todos ellos", manifestó.