Tenerife
EDITORIAL

Reavivadores del pleito

Asuntos para no olvidar
SIGUE EL TIRA
27/jul/03 12:18 PM
Edición impresa

y afloja en el seno de Coalición Canaria, por mucho que su presidente decrete el fin de la crisis con fórmulas propias del mago Merlín, es decir, creyendo que sus deseos se convertirán en realidad con sólo formularlos en voz alta. Los descontentos de Gran Canaria, los que perdieron y no aceptan su pobre aportación a los resultados electorales de CC, han impedido que esta semana se cerrara casi en su totalidad el organigrama del Gobierno autónomo. Mientras, el cabecilla de la rebelión, en vez de dar ejemplo de sensatez y no resquebrajar el proyecto nacionalista en el que dice creer, se dedica a atacar a su presidente y compañero Adán Martín y al Ejecutivo que ha formado con un auténtico esfuerzo para conjugar equilibrios: de una parte, con su socio de pacto; de otra, con los territorios y partidos de su formación política. Y todo ello hay que hacerlo compatible con la exigencia de la capacidad profesional que debe demostrar el elegido para máximo responsable de una consejería. No creemos que este enfrentamiento sea el germen de una ruptura dentro del nacionalismo canario, donde son frecuentes las crisis que acaban disolviéndose como el azucarillo en un vaso de agua, pero lo cierto es que Ican de Gran Canaria está acercándose al PSC-PSOE, aunque sólo sea de boquilla, y no para de insinuar su afinidad ideológica con él.

POR SI FUERA POCO , esta semana también parió la abuela del resentimiento. El ex presidente de una empresa pública, oriundo de la isla redonda y de apellido castellano, salía a los papeles con una soflama pleitista en un tono que hacía tiempo no se leía por estas Islas. Por medio de un lenguaje rebuscado, plagado de figuras literarias ?sobre todo la hipérbole?, y hablando de abcisas, coordenadas, bisectrices y rectángulos, vino a pedir la autonomía de su isla del resto del Archipiélago. Yse quedó tan fresco quien durante años fue el máximo responsable del suministro eléctrico de Canarias. ¿Qué se puede responder a semejante potaje de tonterías, medias verdades, mentiras enteras, historias de viejas e intereses inconfesables? Simplemente, que, aunque en esta Casa somos partidarios de la unidad administrativa de Canarias, comprobamos que actitudes como las de este personaje ? histriónico sí, pero con su cuota de influencia en la opinión pública de allá? nos dan la razón cuando decimos que, muy a pesar nuestro, el pleito insular existe y goza de excelente salud. Porque el egoísmo y afán de hegemonía de estos de quienes hablamos lo propicia.

UNA COSA ESTÁ CLARA: hasta ahora, tal vez haya reclamado más Tenerife la restitución de tantas cosas como ha ido perdiendo en el transcurso del tiempo en favor de la otra isla capitalina, pero las pruebas de las prácticas discriminatorias y los agravios contra ella están ahí. Algunos reconocidos públicamente, como la menor inversión recibida en materia de sanidad durante los últimos seis o siete años. Sin embargo, ha bastado que ahora un equipo de gobierno no se formase al gusto de quienes, en votos, representan menos del 30% de una fuerza política ? una sola, y no la primera? en la provincia oriental, para que ellos, los "regionalistas" de toda la vida, aquellos que con tanto desprecio pronunciaban el término insularista, quienes hablaban de una Canarias solidaria, sin cuotas por islas, saltaran como impulsados por un resorte para reclamar más poder en base a no se sabe qué. O mejor, sí. En base, pura y simplemente, a la defensa de los intereses locales de su terruño, aunque la reivindicación se presente envuelta en el argumento de los acuerdos incumplidos ?como si eso fuera novedad en política? y ellos se digan víctimas inocentes.

Repetimos. No nos gusta lo que está ocurriendo, pero no creemos que agua pasada mueva el molino de la historia de este Archipiélago.

ASUNTOS PARA NO OLVIDAR

* Nos seguimos preguntando si el presidente Martín arreglará el diferente tratamiento informativo que se da a la isla de Tenerife en las televisiones públicas que emiten en Canarias, la que controla él y la que, suponemos, controla su socio de gobierno. Porque observamos que se sigue magnificando todo lo de Las Palmas y minimizando, cuando no ignorando, lo de aquí.

* También es para preocuparse la falta de rotundidad del presidente del Parlamento autonómico cuando responde a la pregunta de si una sede de la Cámara podría abrirse durante la actual legislatura en Gran Canaria, lo que supondría el principio del traslado completo de la sede de Teobaldo Power. Eso de que "no es un asunto prioritario" no es respuesta. Hay que hablar claro.

* El texto del acuerdo de gobierno entre CC y PP contiene una frase que compromete a ambos a construir la pista Norte en el aeropuerto Reina Sofía. ¿Será otra promesa sobre papel mojado? En todo caso, si ya se ha aceptado esa opción, ¿qué hay de aquellos estudios previos, y hasta ahora desconocidos, para establecer la mejor ubicación de dicha pista?

EDITORIAL