Dinero y Trabajo

La vendimia se saldará en Tenerife con un aumento de la producción del 40%

Estos son los cálculos avanzados a este periódico por los expertos del Cabildo, que dan por hecho que, si no hay imprevistos, la producción de las cinco denominaciones de origen, Ycoden-Daute-Isora, Valle de La Orotava, Tacoronte Acentejo, Valle de Güímar y Abona, tendrá "una alta calidad".
EL DÍA, S/C de Tenerife
28/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

En general, las previsiones de maduración de la uva y de vendimia en Tenerife son optimistas. "El aumento constatable de producción con respecto al año anterior, en torno al 40 %, con una calidad muy buena, en principio, proporciona una visión de la campaña muy positiva. Aunque en algunas zonas se aprecia un cierto adelanto del estado vegetativo de las plantas, debido sobre todo a temperaturas altas e insolación elevada, todavía quedan unos meses para la vendimia propiamente dicha en todas las comarcas", señala el jefe del Servicio de Desarrollo Rural del Cabildo, José Luis Savoie.

Según destacó Savoie, en la zona norte de Tenerife, "las últimas semanas se han presentado con un aumento de nubosidad, típico de la época y de nuestra latitud". Esto contribuye a que la maduración se realice lentamente, concentrándose todos los precursores de aroma, color y sabor tan apreciados en nuestros vinos jóvenes, blancos y tintos. Esta particularidad incide también en la sanidad de la uva, haciendo a la planta más sensible a enfermedades, lo que obliga a una vigilancia muy estrecha por parte de viticultores y técnicos. No obstante, el riesgo de enfermedades criptogámicas en la Isla es de ligero a moderado según las Estaciones de Avisos del Cabildo.

Los Consejos Reguladores "se encuentran muy optimistas con respecto a esta campaña", dijo Savoie, que recordó que la anterior fue "escasa y no pudo atenderse el interés creciente por los vinos de Tenerife". A los esfuerzos de promoción emprendidos por las denominaciones de origen los consumidores han respondido muy positivamente y ahora la gran preocupación es satisfacer esa demanda en calidad y cantidad, enfatizó el experto.

Denominaciones de origen

En Ycoden-Daute-Isora la vendimia se presenta este año mejor que la campaña anterior. Así, se observa un incremento sensible de la producción sin ataques de enfermedades apreciables, hasta la fecha, que perjudiquen o disminuyan la calidad de la viña. No obstante, en los últimos días la climatología ha sido más adversa, lo que aconseja extremar las precauciones a fin de detectar cualquier foco para su inmediato tratamiento. La previsión de producción se estima en torno a 1 millón/1,2 mi-llones de kilogramos, no llegando al potencial medio de la zona de 1,5 millones de kilogramos, siempre según los datos del Cabildo.

En el Valle de La Orotava la situación es muy similar a la de Icoden-Daute-Isora. Las zonas bajas presentan un estado fenológico de "envero" (El Ratiño, Las Toscas), es decir, han cambiado de color, con un grado alcohólico probable analizado en torno a 9. En algunos parajes, consideran que la vendimia viene adelantada con respecto al año anterior de dos a tres semanas.

Para la comarca de Tacoronte Acentejo, el incremento de producción se estima en un 40% aproximadamente. En cuanto a la sanidad, la zona de nubes, con algunas precipitaciones y alta humedad relativa, ha acusado focos de enfermedad que han sido tratados y controlados convenientemente.

No obstante, la sanidad general hasta la fecha permite esperar una vendimia de calidad, por encima de la obtenida en otras campañas. La apreciación generalizada es que viene algo más adelantada que el año anterior.

Las zonas bajas del Valle de Güímar se encuentran en la recta final de la maduración, por lo que se han intensificado los controles sobre enfermedades y plagas comunes, que una vez detectadas se han tratado adecuadamente. En general la producción es superior a la del año pasado y la calidad, por contenido en azúcares y sanidad, con una vocación muy buena.

Como en Güímar, la producción en Abona es más abundante que el año pasado, sobre todo en las zonas altas y costa. Se detectaron focos aislados de enfermedad en las zonas medias que ya se encuentran controlados. En cuanto a la calidad, en general buena, no se está viendo mermada pese al incremento del 40% de la producción.

Este aumento no sólo se está apreciando en las viñas viejas, con gran potencial de calidad, sino en las nuevas plantaciones que se están llevando a cabo en la comarca. Este dinamismo, el mayor de las islas, está ocasionando que se amplíe la oferta de vinos tintos de calidad, dadas las variedades mejorantes empleadas, y la de los vinos secos y dulces blancos, con la malvasía.

Buen año

La Confederación de Cooperativas de España (CCAE) prevé que la vendimia 2003 rondará entre 42 y 43 millones de hectolitros de vino y mosto, un 11,7% más que en la anterior. Fuentes de la CCAE precisaron que aunque las estimaciones iniciales apuntaron a una cosecha de 45 millones de hectolitros, las altas temperaturas de junio y julio "están disminuyendo la carga de los racimos, por la evaporación del agua de las uvas". Las autonomías más afectadas por estas altas temperaturas y la ausencia de lluvias son Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cataluña y Aragón. Por contra, en La Rioja, Navarra, Castilla y León y Galicia el viñedo está sufriendo menos los estragos del calor, ya que la temperatura ambiente y la humedad relativa del aire es más elevada. Según los cálculos de la CCAE, Canarias tendrá una producción este año de 180.000 hectolitros, frente a los 163.000 de 2002. Prevé aumentos de la producción en todas las autonomías, con la excepción de Aragón, donde se pasaría de los 1,25 millones de hectolitros de 2002 a 1,15 millones. Las cifras previstas de producción para la vendimia 2003 en España oscilan entre los 22 millones de hectolitros de Castilla-La Mancha y los 26.000 hectolitros de Baleares.