La Laguna

El ayuntamiento acondicionará los caminos y zonas rurales

Los técnicos apuntan en el informe correspondiente que es necesario mejorar los senderos de acceso a los caseríos para evitar que éstos queden aislados como ha ocurrido en diferentes zonas del Macizo de Anaga, lo que ocasiona problemas a la hora de sacar los cultivos de las huertas.
D. BARBUZANO, La Laguna
28/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Laguna acometerá en breve la obra de mejora de las zonas rurales del municipio, para lo cual, en reciente Comisión de Gobierno, se aprobó el correspondiente proyecto ?dotado de un presupuesto de 275.196 euros? a propuesta del primer teniente de alcalde, Rafael Becerra Anet.

La corporación municipal solicitará al Instituto Nacional de Empleo una subvención de 236.668 euros, afrontando el Consistorio lagunero la cantidad de 38.528 euros.

Las zonas rurales en las que se actuará son Las Carboneras, Tejina, Valle de Guerra, Punta del Hidalgo, Las Mercedes, El Ortigal y Guamasa.

El proyecto explica que La Laguna se ha venido conformando a lo largo de su historia como un territorio rural, si bien el devenir de la actividad económica ha ido implicando que el espacio destinado a las actividades relacionadas con el sector primario se haya visto paulatinamente reducido.

Se aclara que esta reducción afecta a un ámbito físico y no al volumen poblacional ligado a las actividades rurales ni al peso específico que las mismas representan en la economía lagunera.

En el territorio municipal, apuntan los técnicos, perviven distintos núcleos rurales de gran importancia que, a su vez, alojan y mantienen a una parte importante de la población de Aguere.

Teniendo en cuenta que en el espacio rural lagunero conviven modos de vida tradicionales y modernos, es frecuente encontrar urbanizaciones junto a caminos, vías, pistas rurales y senderos de interés no sólo para la población residente en la zona, sino también para quienes la visitan para actividades como el ecoturismo. Por eso se acometerán trabajos de limpieza, mantenimiento y acondicionamiento de los senderos rurales.

La mejora de los caminos como modo de acceso a las zonas rurales, facilitará la dinamización de recursos que, de otro modo, podrían correr el riesgo de quedar aislados en ubicaciones que carecen de otras formas de contacto con zonas limítrofes.

Estas actuaciones en los caminos rurales son necesarias porque la mayoría de ellos son de tierra y se encuentran en mal estado de conservación, lo que dificulta el acceso de las maquinarias necesarias para actuar en las explotaciones agrícolas. A ello hay que añadir que las lluvias empeoran el tránsito de los caminos, poniendo en juego la vida de los vecinos.

El proyecto dedica especial atención también a los barrancos, sobre todo a los que no canalizan las aguas de lluvia por las condiciones de vertido de escombros, lo que motiva la aparición de focos de insalubridad y de impacto ambiental.

También se actuará en los barrancos que tienen una fuente natural, que es utilizada por la gente del lugar para abastecerse de agua, como ocurre en el barranco de Las Tapias, cuyo naciente está deteriorado debido al abandono y falta de limpieza, cerrando la maleza las salidas de la fuente.

Barrancos con senderos

El último tipo de barranco que abarca el proyecto es el que tiene senderos y canalizaciones de agua, siendo muy importante desde el punto de vista turístico.

Estos senderos han sido tradicionalmente las vías de comunicación entre las fincas de la zona. La limpieza de los canales es urgente para evitar las pérdidas de agua que en la actualidad se producen. Los caminos reales serán objeto de acciones para su conservación, limpieza y señalización, como puede ser el caso del camino real de Valle de Guerra, que era el nexo de unión de la zona costera del municipio y el casco urbano de La Laguna. Es importante la conservación y utilización de estos caminos de cara al ecoturismo.

En las zonas rurales se acometerán obras de acondicionamiento de muros mediante enfoscado y pintado, construcción de muros de mampostería seca, mejora de lugares pertenecientes al acervo paisajístico y poda de los árboles que impidan el tránsito.