La Laguna

El Cabildo aprueba la demolición del hotel Nautilus, ubicado en Bajamar

La Corporación insular ha previsto una inversión de 536.000 euros para realizar las obras de derrumbe del edificio y la retirada de escombros. Con esta medida, se recuperará para uso público una superficie de 852 metros cuadrados de gran utilidad para los que acudan a esta zona veraniega.
EL DÍA, S/C de Tenerife
29/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife ha dado vía libre a la demolición del edificio de servicios del antiguo hotel Nautilus, ubicado en el núcleo costero de Bajamar, en el término municipal de La Laguna. La Comisión de Gobierno, reunida ayer bajo la presidencia de su titular, Ricardo Melchior, aprobó definitivamente la realización de los trabajos de demolición de esta edificación tras resolverse las alegaciones presentadas por uno de los propietarios.

Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de 536.370 euros y se enmarca dentro de las obras complementarias a la remodelación de las piscinas existentes en este litoral.

La demolición del inmueble fue aprobada en primera instancia hace un mes tras adjudicarse los trabajos a la empresa Dragados, Obras y Proyectos SA y someterse el proyecto a información pública. El Cabildo contaba ya con un acuerdo favorable por parte de la Comunidad de Propietarios del Edificio Nautilus y sólo quedaba por resolver una alegación presentada por uno de ellos. Superado este trámite, el Cabildo ha dado ya la autorización a la empresa adjudicataria para que comiencen las obras, trabajos que se llevarán a cabo en las próximas semanas.

El consejero insular de Turismo y Planificación, José Manuel Bermúdez, explicó que ""el proyecto contempla la demolición total del edificio de servicios compuesto por cinco plantas, además de la retirada de los escombros al vertedero y el tratamiento para la reposición de la fachada del edificio al que se encuentra adosado"". Con esta actuación, cuyo plazo de ejecución será de tres meses, se recuperará para uso público una superficie de 852 metros cuadrados.

Este proyecto de demolición de la parte pública del Nautilus, propiedad de la Administración General del Estado, fue realizado a solicitud del Ayuntamiento de La Laguna debido al lamentable estado en el que se encuentra esta estructura, considerando además la oportunidad de hacerlo de manera simultánea a la reforma de las piscinas. ""El objetivo de esta actuación, autorizada por la Dirección General de Costas, es integrar el solar resultante en la zona del solárium de las piscinas"", agregó Bermúdez.

Este edificio, construido en la década de los sesenta, se encuentra desocupado y clausurado desde hace años, sufriendo una prolongada situación de abandono que ha desembocado en un deterioro apreciable de sus elementos fundamentales. Antes de proceder a su demolición, la empresa adjudicataria realizará una serie de trabajos previos tales como cortar los forjados y las vigas que dividen la zona habitada de la parte a demoler, aplica resina en las uniones de la viga de hormigón existente con la estructura metálica y ejecutar unas catas en la cimentación de los pilares.