Nacional

Interior se compromete a abrir cuatro nuevas macro-cárceles para 2005

Cada "centro tipo" estará dotado de 1.008 celdas, más 72 plazas de ingresos y tránsitos, 64 camas de enfermería y 36 celdas de aislamiento para presos conflictivos. Además, contarán con asistencia sanitaria y social, actividades culturales y deportivas, así como programas de formación y empleo.
COLPISA, Madrid
29/jul/03 18:43 PM
Edición impresa

Las cuatro nuevas macro-cárceles aprobadas por el Gobierno el pasado mes de enero en Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid serán una realidad en 2005. El compromiso público fue suscrito este lunes por el ministro del Interior, Ángel Acebes, y la principal promotora de la ampliación de las infraestructuras penitenciarias, la subsecretaria del departamento, María Dolores de Cospedal.

Interior -según explicaron Acebes y Cospedal- espera poder reducir a dos años el plazo de construcción de los centros proyectados en Puerto de Santa María (Cádiz), Morón de la Frontera (Sevilla), Albocàsser (Castellón) y Estremera (Madrid). El ministro confirmó que el Ejecutivo central, entre los meses de abril y julio, ya ha suscrito acuerdos con los diferentes ayuntamientos involucrados.

La inversión total de la construcción y puesta en funcionamiento de los cuatro establecimientos superará los 252 millones de euros. Cada centro costará unos 63 millones de euros: 50 millones para la edificación y el resto entre equipamiento (3,5 millones), tasas e impuestos (2,6), obras complementarias (2,2), el pago de los solares a los consistorios (1,9), estudios técnicos (1,8) y talleres productivos (1).

Los terrenos sobre los que descansarán los nuevos centros tienen una extensión cada uno de 35 hectáreas, de las que 90.000 metros cuadrados serán construidos. Cada "centro tipo" estará dotado de 1.008 celdas, más 72 plazas de ingresos y tránsitos, 64 camas de enfermería y 36 celdas de aislamiento para presos conflictivos. Además, las cárceles estarán dotadas de asistencia sanitaria y social, actividades culturales y deportivas, así como de programas de formación y empleo.

Tanto el ministro como la subsecretaria quisieron hacer especial énfasis en los beneficios que la construcción de estos centros reportará a los municipios que los acogen; un argumento que el Ministerio del Interior ha venido utilizando durante los últimos años para vencer las reticencias de los vecinos a que en su pueblo se construya una penitenciaría.

De este modo, María Dolores Cospedal destacó que durante los dos años de construcción del centro, las obras de cada una de las cárceles darán trabajo a entre 350 y 500 personas, entre técnicos, administrativos, oficiales y peones. Unas plantillas que cobrarán al año entre 6,3 y 9,2 millones de euros, dinero que la Administración espera que revierta en los municipios.

Las Islas Canarias, con más urgencia

La construcción de estos centros penitenciarios en Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid -señalaron fuentes penitenciarias- no supone que el Ministerio del Interior haya "olvidado" la edificación de dos de las tres cárceles (Navarra y Canarias) previstas por el Plan de Amortización de Prisiones desde 1991 y 1993, respectivamente. Instituciones Penitenciarias continúa negociando con varios municipios del Archipiélago y con Hacienda para tratar de abrir una nueva cárcel, que en principio se ubicaría en Gran Canaria, ya que Canarias es una de las comunidades donde más ha aumentado la población penitenciaria y que en la actualidad alberga ya a 3.121 internos. Interior también mantiene en su agenda la búsqueda de terrenos para el centro prometido de Navarra, aunque prácticamente, ha descartado la idea de abrir una macro cárcel "tipo" en el País Vasco (proyectada desde 1991), según fuentes de la Administración.