Actualidad

Intervenidos más de 1.000 kilos de hachís en San Miguel de Abona

La droga llegó a la Isla en un pesquero procedente de Marruecos, fue desembarcada por los miembros de la organización en una zodiac y escondida en el foso de un antiguo taller.
EL DÍA, S/C Tenerife
30/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

Una operación conjunta de la unidad Antidroga (UDYCO) de la Policía Nacional y la Guardia Civil se ha saldado con la intervención de más de 1.000 kilos de hachís y cinco detenidos de nacionalidad española. La operación, que continúa abierta, podría terminar con más detenciones, según vayan avanzando las investigaciones.

Las investigaciones dieron co-mienzo hace varios meses, cuando se detectó que un grupo de personas viajaban asiduamente a Marruecos, en donde se ponían en contacto con distribuidores de la zona y realizaban la compra de la droga.

El pasado día 24, miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado detectaron un vehículo conducido por A.A Mohamed, de 50 años de edad y nacido en Melilla. En el interior de la furgoneta se encontraron más de 15 kilos de hachís.

Los agentes solicitaron en ese momento una orden de entrada y registro a un antiguo taller de coches que el primer detenido había abandonado minutos antes de ser atrapado.

En el interior de este local, el registro realizado por los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, dio como resultado el hallazgo, ocultos en zulo, de hasta 29 fardos con droga y una maleta de unos 30 kilos con droga, que hacían un total de 978 kilos.

Los paquetes estaban distribuidos en pastillas de alrededor de un cuarto de kilo cada una, hasta completar un total de 3.912 pastillas.

Posteriormente, en el domicilio del detenido, en Guargacho, se intervendrían otros 2 kilos de hachís, procediéndose a la detención como colaborador de F.A. Bouzouf, hijo del primer arrestado, de 29 años. Al mismo tiempo, la Policía detuvo en un céntrico hotel de la capital a Hamed Z., natural de Marruecos, también de nacionalidad española.

Tras posteriores investigaciones, los agentes encargados del caso detuvieron a Javier Luis M.P., de 36 años, natural de Guinea con nacionalidad española, y a su compañera sentimental, Isabel E. D., de 27 años, natural de la capital tinerfeña. En su domicilio se incautaron de material informático y 27.000 euros en metálico, efectos que se unieron a los vehículos y la zodiac ya intervenidos con anterioridad.

La droga era trasladada desde Marruecos en un barco pesquero. Los más de 1.600 kilos que pudo transportar el barco fueron desembarcados con la ayuda de la zodiac intervenida y llevados al almacén en donde se ocultaba.

Los agentes de Policía declararon que algunos de los fardos se encontraban abiertos, síntoma claro de que la droga ya estaba siendo distribuida en el mercado y que podría haber llegado a la capital, ya que miembros del CNP se incautaron de una pastilla de hachís en el interior de un domicilio, el cual podría tener relación con la droga incautada, aunque este punto no ha sido confirmado oficialmente.

El alijo estaba destinado a la venta y consumo en la Isla, aunque tampoco se descarta que parte de la mercancía haya sido trasladada a otras Islas de la provincia.

Se calcula que el valor total de la droga hubiera alcanzado en el mercado los 1,3 millones de euros, obteniendo 3 millones de dosis.