Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Noche en Blanco se aplaza al 1 de diciembre leer

El Cabildo adjudicó la construcción del Instituto de Enfermedades Tropicales

Este centro, que se crea en colaboración con la Universidad de La Laguna, estará destinado a la investigación de patologías que resultan impropias en las Islas, así como a resolver los problemas derivados de su determinación.
EL DÍA, S/C de Tenerife
30/jul/03 18:45 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife iniciará en breve la construcción del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Este centro, cuya creación se realiza en colaboración con la Universidad de La Laguna, estará destinado a la investigación de patologías impropias de nuestras Islas y a resolver problemas sobre su determinación.

La Comisión de Gobierno, reunida bajo la presidencia de Ricardo Melchior, acordó adjudicar esta obra a la empresa Dragados, Obras y Proyectos, por un importe cercano a 1,5 millones de euros.

El Instituto será construido en un solar cedido por la Universidad, que también se encargará del equipamiento, con una aportación de 300.000 euros. Al margen del capítulo investigador, se incluye en sus fines la promoción del conocimiento sobre este tipo de afecciones, tanto por parte de los profesionales como de la población, y la puesta en marcha de líneas concretas en las áreas de parasitología, microbiología clínica, micología y virología. De igual manera, también persigue facilitar la labor de jóvenes investigadores, la promoción de la formación y el fomento de los intercambios con instituciones similares.

En dos plantas

El inmueble, desarrollado en dos plantas, constará en cada una de ellas de cuatro laboratorios de 50 metros cuadrados, la mayoría dedicados a tareas de investigación y, los restantes, a atender la parte asistencial. Asimismo se han previsto once anexos de laboratorio con los servicios centralizados y otros tantos despachos para el personal del centro y especialistas invitados.

El centro será dotado también de una biblioteca que asumirá igualmente la función de sala de reuniones y una dependencia para los ordenadores, además de un espacio para administración y otras para equipamiento básico.

Los trabajos darán comienzo, previsiblemente, en el mes de septiembre, y se prolongarán por espacio de diez meses.