Cultura y Espectáculos

"Siempre que puedo introduzco detalles de cosas que he vivido en mi tierra"

El director tinerfeño de ópera José Luis López, que vive en Roma desde hace años, se encuentra de nuevo en su tierra, aunque de paso hacia Barcelona, donde participará en el Curso Internacional de Perfeccionamiento Lírico. Se encargará del área de escenografía y dirigirá la obra de fin de curso.
RAÚL GORROÑO, S/C de Tfe.
1/ago/03 20:21 PM
Edición impresa

El director de ópera tinerfeño José Luis López, residente en Roma desde hace muchos años, se en-cuentra de nuevo en su isla natal, aunque está de paso hacia Barcelona, donde participará en la próxima edición del Curso Internacional de Perfeccionamiento Lírico.

Este escenógrafo, que ha dirigido montajes como "El anillo del Nibelungo", "Don Juan" y "Carmen", entre otras ambiciosas producciones, compartirá sus enseñanzas con maestros del canto como Carmen Bustamante, Alberta Valentini y Walter Alberti, entre otros. También dirigirá la escenografía de la obra que se estrenará a final del curso, "La Traviata".

López, quien ya participó en el anterior seminario que se celebró en Verona, considera que últimamente está subiendo el interés por la ópera, otra de las facetas a las que ha contribuido con su arte, al igual que al mundo del teatro, el cine y la televisión. "Mi último trabajo fue diseñar la escenografía y la coreografía de un ballet en Japón, Carmen", montaje en el que aseguró estuvo muy presente la cultura de la que bebió en su niñez.

Dentro de la escenografía de esta obra, en la que aparecen una colección de libros gigantes como decorado de fondo del escenario en uno de los actos, está presente "Las fábulas", de Tomás de Iriarte. "Siempre que tengo la posibilidad introduzco detalles y referencias a cosas con las que he vivido en mi tierra y forman parte de mi memoria. En esta escenografía puedes ver los bosques de Tenerife y en el vestuario el Carnaval", matizó.

En este sentido, José Luis López aclaró que nunca ha podido sustraerse del Carnaval y su influencia a la hora de abordar algunas de las numerosas escenografías que ha diseñado durante todos estos años. Aunque confesó que nunca le han pedido encargarse de la escenografía de un Carnaval, "no tendría problemas si no coincide con otro proyecto".

Reconoció que el Carnaval tinerfeño le ha ayudado a la hora de abordar sus proyectos escenográficos y diseñar vestuarios, espíritu muy presente en algunas de sus realizaciones. "Aquí hay verdaderos maestros, como Justo Gutiérrez, que ha formado a mucha gente como diseñadora de vestuario y escenografía".

López, cuyos conocimientos musicales los adquirió de forma autodidacta, ha diseñado la escenografía de una treintena de obras teatrales y operísticas. Él confirmó que disfruta "dirigiendo escénicamente una partitura musical, porque entro en contacto casi físico con el autor. Enseguida veo el vestuario y la escenografía donde tienen que salir los cantantes".

En este sentido opinó que la ópera, al igual que el teatro, "te permite ser transgresor, aunque hay que tener muy en cuenta que trabajas con cantantes que se miden y guían por una batuta. Hay que estar atento a no extralimitarse en eso. Yo intento llevar la vanguardia dentro de una línea donde el drama musical quede íntegro. Tengo mucho respeto por la música y lo que ha creado el compositor", señaló.

Este profesional de la escenografía confesó que, a veces, es muy difícil dirigir un montaje de envergadura, como le ocurrió cuando tuvo que hacerlo con un ballet ruso y en un tiempo récord. "Es difícil transmitir claridad a través de un intérprete que te traduce. En la ópera hay que abordar un campo artístico muy amplio. Hay que dirigir a un centenar de personas".