Dinero y Trabajo

Rato rebaja la previsión de crecimiento económico para este año hasta el 2,3%

El ministro justificó la reducción en siete décimas del cálculo inicial de aumento del PIB por la mala racha del comercio mundial y advirtió de la necesidad de moderar los costes y márgenes para no perjudicar la competitividad ni la creación de empleo, que estimó que aumentará un 1,8% en 2003.
EL DÍA/AGENCIAS, Tfe/Madrid
2/ago/03 15:56 PM
Edición impresa

El Gobierno rebajó ayer su previsión de crecimiento de la economía española para 2003 en siete décimas, del 3% al 2,3%, y fijó en el 3% el aumento del Producto Interior Bruto (PIB) para el próximo ejercicio.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el vicepresidente segundo del Gobierno y titular de Economía, Rodrigo Rato, anunció también que el empleo aumentará en 2003 el 1,8% y se acelerará una décima, hasta el 1,9%, el año que viene.

Rato aseguró que "no hay ninguna duda de que la economía está en una senda de recuperación en todos sus parámetros", si bien explicó que la base de ese avance para este año y el que viene seguirá siendo la fortaleza del consumo privado, en un entorno de bajos tipos de interés y más empleo, aunque esta vez complementada por la vuelta al crecimiento de la inversión en bienes de equipo y del comercio exterior.

El empleo es el único dato que no se ha revisado en las previsiones macroeconómicas del Go-bierno, que se congratula de mantener un crecimiento de 280.000 nuevos puestos este año, con datos de Contabilidad Nacional (un puesto es igual a ocho horas de trabajo) o 390.000 si se mide según la EPA (número de puestos creados declarados en la encuesta). El vicepresidente estimó que la tasa de paro se situará este año en torno al 11%.

Clara recuperación

El aumento del consumo de los hogares españoles se estima para 2003 en un 2,8%, casi un punto más que el año pasado, aupado por la rebaja fiscal, la caída de los tipos de interés y la generación de rentas que produce la creación de empleo. Las administraciones públicas moderarán su gasto a un 3,2% (seis décimas menos que en 2002) de forma que el consumo final acabará en un 2,9% de avance.

A esas previsiones se les une una inversión (formación bruta de capital fijo) que crecerá a un ritmo del 3,3%, fundamentada sobre una recuperación definitiva de los bienes de equipo, para los que el Gobierno estima una progresión anual del 2,8%, lo que supondría abandonar los casi cuatro años de caída que acumulan con una fuerte progresión anual de cinco puntos sobre el descenso inversor del 2,2% del año pasado.

Por más complicado que parezca recuperar ese nivel en un año, Rato explicó que esos son los datos que se derivan de los índices acumulados de producción industrial y las declaraciones que las empresas realizan en la Agencia Tributaria sobre su actividad. Las estimaciones del Ejecutivo confirman una ralentización de la inversión en construcción. Aún así, para 2003 se prevé una progresión todavía significativa del 3,7% en ese negocio.

Consumo e inversión dejan la demanda interna española con un avance del 3,1% para este año, que se ve recortado por lo que, paradójicamente, es la tercera pata que apuntala las previsiones macroeconómicas: la recuperación del comercio exterior. Las exportaciones avanzarán un 3,9%, desde un 1,4% del año pasado, dentro de lo esperado. El problema es que la fortaleza de esa demanda interna provoca un incremento superior al previsto en el caso de las importaciones, hasta el 6,4%, con lo que la aportación del sector exterior a la economía supondrá un descuento de 0,9 puntos del PIB.

Rodrigo Rato subrayó que de cara a lo que resta de ejercicio y 2004,"en lo que depende de nosotros, cumplimos"; otra cosa es que la Comisión Europea revise a la mitad sus estimaciones o la recuperación no se confirme en Estados Unidos, algo que obligaría, de nuevo, a revisar los datos para España, que, a pesar de todo, cumpliría en 2004 ocho años de crecimiento continuado, que "será con facilidad una década", en palabras de Rato. Hay que recordar que distintos expertos habían rebajado en los últimos meses las previsiones iniciales del Gobierno español de crecimiento de la economía para 2003, del 3%. Así, la Comisión Europea prevé un crecimiento del 2% para España este año; el Fondo Monetario Internacional, del 2,2%; la Funcas, del 2,3%, y el Servicio de Estudios del BBVA, del 2,5%.

Gestión del IAE

En otro contexto, el Consejo de Gobierno aprobó ayer un Reglamento mediante el que se regulan determinados censos tributarios y se modifican otras normas relacionadas con la gestión del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). A partir de ahora, se obliga a los contribuyentes a presentar alta en la matrícula del IAE cuando no se puedan aplicar ninguno de los supuestos de exención, de los que se beneficia una gran parte de los contribuyentes. Además, se efectúan cambios en la regulación de la delegación de la gestión censal y de la inspección del tributo, y se adapta a la reducción de sujetos pasivos del Impuesto.