La Laguna

Manual de emprendedores

Los nuevos empresarios cuentan en La Laguna con un apoyo para sus proyectos profesionales a través de la Asociación de Emprendedores de Canarias (Asemca), que, con más de 100 socios, presta desde 1999 un servicio sin ánimo de lucro que incluye viveros y múltiples cursos de formación.
A. REVERÓN, La Laguna
3/ago/03 14:28 PM
Edición impresa

Con la filosofía de fomentar y promocionar la figura del emprendedor empresarial en Canarias, y ayudar al que comienza una actividad de este tipo, hace cuatro años se fundó la Asociación de Emprendedores de Canarias (Asemca), que a pesar de contar con su sede en el municipio de La Laguna, trabaja en varias islas del Archipiélago.

Sin ningún ánimo de lucro, y sin la obligación de asociarse, se presta servicio a cualquier empresa siempre y cuando sea canaria, porque uno de sus grandes objetivos es que la Administración Pública cuente con empresarios canarios y no tengan que acudir a la Península en busca de nuevas inversiones.

Entre las actividades que organizan, destacan la gestión de múltiples proyectos y de los centros de iniciativas empresariales, así como la formación que ofrecen para sus empresas a través de cursos con el objetivo de mejorar las técnicas para un correcto funcionamiento de los negocios.

En este sentido, el presidente de Asemca, Salvador López, explica que en estos momentos ""estamos elaborando las normas de calidad ISO 9000 de la Unión Europea, para adecuarnos a ella y mantener informados a nuestros empresarios sobre lo que deben hacer"".

Pero quizás uno de los servicios más interesantes de Asemca es la prestación de los viveros de empresas, instalaciones que ofrecen de forma gratuita a los jóvenes emprendedores durante los dos primeros años de funcionamiento de su negocio, y que consiste en proporcionarles el inmobiliario y la infraestructura básica para que pongan en marcha su actividad.

Cinco viveros

Según López, ""contamos con un total de cinco viveros en nuestras dependencias, pero hay empresarios que sólo cuentan con un despacho temporal para tener un lugar fijo donde recibir la correspondencia o solicitar cualquier tipo de información"".

Una tendencia que parece que va en aumento, porque, entre otros aspectos, sólo se cobran los gastos mínimos de limpieza, luz o teléfono"".

Con un centro de iniciativas empresariales en La Laguna y otro en Telde, en Las Palmas de Gran Canaria, Asemca también cuenta con la colaboración del Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de La Laguna, que imparten cursos y desarrollan proyectos para formar a empresarios dedicados al ocio, o los dirigidos a la incorporación de las nuevas tecnologías.

Empresas relacionadas con la alfarería, ascensores, informática, hostelería, ferretería, editoriales, y hasta las del sector de la enseñanza, comparten un lugar en esta asociación, que nació como una idea de un grupo de amigos y que en poco tiempo tendrá presencia en islas como La Palma y Fuerteventura.

Una fábrica de ideas

Dentro de esta peculiar asociación, también existe un hueco para la originalidad y las buenas ideas, y es lo que tratan de llevar a cabo a través de proyectos como el ""Innovario"", donde algunos de los empresarios han patentado singulares inventos e iniciativas que luego se han puesto en práctica. Es el caso del ""germobanco de la Macaronesia"", un proyecto que, con el apoyo del Gobierno de Canarias y la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Santa Cruz de Tenerife (Asaga), pretende localizar toda la biodiversidad de la agricultura canaria para conservarla y convertirla en una oportunidad de negocio para los emprendedores, estudiando las plantas medicinales y realizar un inventario de plantas útiles para el campo. Además se realizan otros proyectos más modestos como los cursos en toda Canarias para las personas que trabajan en empresas en colaboración con el Icfem, o las escuela taller para formar a la gente en producción multimedia. Y sin olvidarse de los denominados grupos de ética, donde empresas del sector de la informática se unen para poner en marcha proyectos en común.