Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

Las exportaciones agrícolas de Canarias cerrarán en negativo la campaña 2003

La crisis del campo isleño sigue sin tocar fondo. La mala racha de 2001 se mantuvo a lo largo del pasado ejercicio. Y los últimos datos disponibles, que llegan hasta abril del presente año, reflejan una nueva caída de las cifras de negocio ligadas al comercio de productos hortofrutícolas.
EL DÍA, S/C de Tenerife
3/ago/03 15:56 PM
Edición impresa

Cuando prácticamente se puede dar por cerrada la campaña actual (se dispone de datos hasta abril), las exportaciones de tomate, pepino, pimiento y otros productos del agro isleño presentan un claro retroceso respecto a la anterior, del 12%, según datos que acaba de hacer públicos el Servicio de Estudios del BBVA y que recoge la revista "Situación Canarias".

Aunque no se aportan cifras ni porcentajes sobre los envíos de plátano en lo que va de año, el informe refleja que las exportaciones de esta fruta disminuyeron en un 16% en 2002, y avanza que "han continuado en tasas negativas durante el primer trimestre de 2003".

En el caso del tomate, el segundo cultivo con mayor peso comercial tras el plátano, en 2002 los envíos experimentaron una caída del 22,1%. Uno de los principales motivos de este fortísimo descenso fue una plaga, el "virus de la cuchara", que sigue causando estragos.

Los datos oficiales del pasado ejercicicio, que acaba de cerrar desde una óptica estadística la Consejería del área del Gobierno Autónomo, confirman "el desfavorable comportamiento del sector primario", que tienen su correlato en el mercado de trabajo. Así, en 2002 y según la Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), el empleo en el sector se redujo en un 11% (4.155 ocupados menos) y los activos cayeron en un 8% (3.285 personas menos) "lo que apunta a la escasa capacidad de atracción de estas actividades productivas sobre la población en edad de trabajar", concluyen los expertos de la Consejería de Economía. Siempre según la EPA, los parados se incrementaron en un 28,5% (875 efectivos), con lo que la tasa de paro de la actividad se incrementó desde el 7,7% de 2001 al 10,6% de 2002, casi tres puntos porcentuales.

Pérdida de peso

El Ejecutivo autónomo, en su informe sobre la economía canaria en 2002, reconoce sin rodeos que "el sector agropesquero canario mantuvo la tónica negativa de crecimiento del año anterior", pero matiza que "a un ritmo más suavizado. Así, el Valor Añadido Bruto (VAB) del sector se incrementó a una tasa real negativa estimada del 1,7%, menos acelerada que la de 2001 (-2,9%) y muy próxima a la media nacional (-2,0%)".

Este comportamiento de la actividad primaria en 2002 se tradujo en una "ligera pérdida" de peso sobre el VAB regional, al situarse en el 2,3%, "una reducción de la ponderación del empleo sobre el total regional y una mejoría de la productividad aparente del factor trabajo, como resultado del mayor descenso de los ocupados que de la producción agropesquera".

El estancamiento del sector primario es evidente. La producción no agraria experimentó en 2002 un incremento del 1,9%, a diferencia de la actividad agropesquera, que presentó una tasa negativa del 1,7%. Y la mala racha sigue en lo que va de año.

En el terreno normativo, la única novedad de 2002 fue la introducción de las ayudas a la comercialización de las frutas, hortalizas, raíces y tubérculos alimenticios y flores y plantas vivas, genéricamente englobadas en el conocido como Poseican Interior. Autorizadas por la Unión Europea en el marco del Plan de Opciones Específicas para la Lejanía e Insularidad de Canarias, éstas persiguen contribuir a aumentar la producción local destinada al mercado local y mejorar la red de comercialización. El primer cobro de estas ayudas se materializó el pasado mes de abril, y el importe global ascendió a 15 millones.