Jornada Deportiva

Con sabor tinerfeño

Mario Pestano, del Club Atletismo Arona, se erigió ayer campeón de España al realizar un registro de 61,02. En la final de lanzamiento de peso, Manuel Martínez, capitán del equipo español, acreditó su condición de favorito. Idéntico panorama vivieron Yago Lamela y Ruth Beitia en sus disciplinas.
EFE, Jerez de la Frontera
3/ago/03 11:45 AM
Edición impresa

Ruth Beitia, la primera mujer española que se elevó sobre una altura de dos metros, logró, al fin, su primer título de campeona de España al aire libre en una jornada en la que brillaron los saltos y los obstáculos.

Sobre el espléndido escenario del remodelado jerezano de Chapín, Ruth Beitia hubo de exigirse al máximo para colgarse la medalla de oro porque su amiga Marta Mendía se empeñó en ponérselo muy difícil.

Eliseo Martín ganó con una gran marca (8:15.22) la final de 3.000 obstáculos, una carrera que tuvo un animador, José Luis Blanco; una figura decepcionante, el campeón de Europa Antonio Jiménez Penti, retirado, y una actuación esperanzadora, la de Luis Miguel Martín Berlanas, que competía por vez primera este año después de operarse otra vez del talón izquierdo.

Manuel Martínez, el capitán del equipo español, se puso al frente de la lista de los lanzadores de peso más laureados en los Nacionales al conquistar su décimo título al aire libre con un mejor tiro de 20,55 metros. Antonio Lora, segundo, lanzó tres metros menos que el leonés.

Reyes Estévez llegaba a Jerez con la mejor marca española. El barcelonés exhibió un cambio de ritmo que no se le veía desde hace cuatro años. Ganó su serie con 3:43.86.

En la primera, Juan Carlos Higuero y Sergio Gallardo se lucieron en los últimos 200 y terminaron ahorrando energías para la cita de hoy. Estévez e Higuero tienen el puesto seguro en la selección mundialista si en la final no lo hacen rematadamente mal.

Yago Lamela, autor del segundo mejor salto del mundo este año en longitud (8,44) aterrizó a 8,02 metros de la tabla. Luego mejoró (8,06) y fue el único que pasó de los ocho metros. Antonio Adsuar y José Giralde, del Playas, acompañaron en el podio al asturiano.

La primera jornada se cerró con la victoria de dos atletas excepcionales: Paquillo Fernández, plusmarquista mundial de 20 kilómetros marcha, que no encontró la menor oposición, y Marta Domínguez, subcampeona mundial de 5.000 metros, que sufrió el acoso de Cristina Petite.

María Vasco, plusmarquista española de 20 kilómetros marcha y primera mujer española que obtuvo una medalla olímpica, logró el primer título en juego del día, el de 10 kilómetros, con una marca de 44:30.46.

El tinerfeño Mario Pestano, del Club Atletismo Arona, cuya participación estuvo en el aire hasta el último momento por una lesión, ganó la final de disco con 61,02, una marca mediocre para él, pero le dio una ventaja de seis metros sobre el segundo, Manuel Florido.

El balear Felipe Vivancos revalidó su título de 110 metros vallas con su mejor marca personal y la mejor española del año (13.75), instantes después de que Javier Vega, el otro favorito, rodara por los suelos al tropezar en el penúltimo obstáculo.

La temperatura, que el viernes trepó en los termómetros callejeros hasta los 52 grados al sol, bajó ayer diez grados hasta hacerse soportable, al menos en las pruebas de corta duración.