Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell denuncia que un diputado de ERC le ha escupido en el hemiciclo leer

Primeros síntomas

El portugués Luis Figo comenzó de forma notable su andadura en el costado izquierdo del Real Madrid, que ganó por 0-4. Ayer, junto a Morientes, autor de dos goles, fue de lo mejor, en un día donde David Beckham se lució de blanco en Pekín. Los de Queiroz mostraron detalles interesantes.
3/ago/03 11:45 AM
Edición impresa

Luis Figo resolvió con autoridad el primer "bolo" serio del Real Madrid en su gira asiática y comenzó de forma notable su andadura en el costado izquierdo. Figo llegó con el depósito lleno de las vacaciones y eso se nota. Ayer junto a Morientes fue de lo mejor, en un día donde David Beckham debutaba de blanco con la nueva dirección de Carlos Queiroz desde el banquillo.

Beckham esbozó lo que se intuye de él. Excelente golpeo de balón en el libre directo, buen desplazamiento de lado a lado, toque sutil y preciso. Y escaso poderío en el uno contra uno. Lo que demostró, en síntesis, en su vida del Manchester United.

La historia de amo, de devoción, que vive China con el Real Madrid puede ser eterna. Eso es lo que espera Florentino Pérez. El negocio, desde luego no está en vender camisetas. El dividendo viene de la semilla que ha sembrado el Madrid con su gira. Son millones y millones de asiáticos los que se fijan en los patrocinadores del club. Y de ahí, del valor que genera el club, van a venir los ingresos en el futuro por parte de los anunciantes.

Debutó Beckham y el Real Madrid impone con su pegada en los golpes francos más miedo al rival. El inglés ya impuso su terreno desde el primer día. Zidane ni se acerca y sólo Roberto Carlos llega de puntillas a amagar al lado de Beckham. En el primero, enseñó el número 23 su talento con dos lanzamientos con veneno. Uno se lo sacó de forma soberbia Li Yan y el segundo rozó el poste izquierdo del portal de los Dragones.

Que se juega como se entrena es un dogma deportivo. Durante la semana se venía viendo a Luis Figo fluido, fresquito, delgadísimo tras el verano. Y ayer a la hora de la verdad, tampoco defraudó. Abonado ahora en el carril de su banda contraria, Figo desbordó en la izquierda siempre con suficiencia. Su gol fue el reflejo de su esmero.

No jugó mal el Madrid. Con una intensidad plausible para este inicio de pretemporada. El equipo de Carlos Queiroz mostró detalles interesantes. Tras el descanso Zidane asumió de nuevo el mando. No suele comenzar bien Zizou las pretemporadas. Su ideario indica que le cuesta subir el pistón. Sin embargo, se muestra estos días fino, preciso y con cierto fuelle. Su elegancia le hace salir siempre airoso de cualquier compromiso. Ayer dejó un poquito de arte para el recuerdo en Pekín.

Los Dragons, como toda selección formada a lazo en dos días, exhibió lo que pudo. Incluido un plus de energía e ilusión que le dieron protagonismo en el segundo tiempo. De las conclusiones positivas a procesar por Carlos Queiroz figuran entre otras, el equilibrio del tándem Pavón-Helguera, una pareja que seguro va a mejorar las prestaciones que ofreció en Pekín, y la vitalidad de Fernando Morientes, que apareció con el gol en una temporada crucial para él en su carrera deportiva. La Eurocopa le espera al fondo e Iñaki Sáez le reserva el puesto si anda medianamente inspirado. De estar como ayer seguro que será uno de los fijos.

Carlos Queiroz también dejó claras sus intenciones con los suplentes. Guti, Solari y Fernando Morientes son los tres que están en la primera línea de la parrilla de salida. Mientras, los Dragons tuvieron su segundo de gloria. Su capitán Shen Si mandó un balón al larguero a los 64 minutos. Iker estaba batido. Fue lo más peligroso que aportaron los Dragones chinos durante todo el encuentro.

vestuarios

Objetivo cumplido

Carlos Queiroz, técnico del Real Madrid, dijo que se sentía satisfecho por el rendimiento ofrecido por sus jugadores en su primer compromiso en Asia, y apuntó que "se han cumplido todos los objetivos". Sobre la actuación de Beckham, Queiroz la definió así: "En el primer tiempo su única preocupación era jugar para el equipo, en el segundo tramo se le vio más, ha demostrado espíritu de equipo. En la segunda mitad tomó riesgos. En resumen: jugó para el equipo. "Hay que felicitar a los Dragones, hemos jugado bien, ha sido un entrenamiento duro y quiero destacar el apoyo exhibido por la afición en China". Si la goleada de ayer (0-4) es la diferencia que existe realmente entre el fútbol español y el chino, el técnico local Qi Wu Sheng dijo: "No tenemos la misma visión de juego".