Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
Londres y Bruselas llegan a un acuerdo a "nivel técnico" sobre el 'brexit' leer

Venció MONTOYA

El piloto colombiano se hizo con la victoria en el Gran Premio de Alemania y anima de esta manera el Mundial, mientras que el español Fernando Alonso estuvo muy cerca de superar a su compañero.
EFE, Hockenheim (Alemania)
4/ago/03 11:45 AM
Edición impresa

El colombiano Juan Pablo Montoya (Williams BMW) anima el Mundial de Fórmula Uno al ganar el GP de Alemania por delante del británico David Coulthard (McLaren-Mercedes), en una prueba en la que el español Fernando Alonso (Renault) quedó a dos décimas de un podio al que se subió su compañero Jarno Trulli.

Montoya remató su exhibición en un fin de semana en el que logró la "pole" y marcó la vuelta rápida en la que fue su segundo triunfo de la campaña, tras el de Mónaco.

El colombiano ganó muy sobrado -con más de un minuto de ventaja sobre Coulthard y el italiano Trulli-, firmó su sexto podio consecutivo y subió al segundo puesto del Mundial, que se animó aún más después de que un pinchazo a cinco vueltas del final relegase al líder, el alemán Michael Schumacher (Ferrari), que iba segundo, a la séptima plaza final.

Montoya rebasó en la general al finés Kimi Raikkonen (McLaren), que quedó fuera de carrera en la recta de arrancada nada más darse la salida, en un accidente en el que se involucró el brasileño Rubens Barrichello (Ferrari), que salió mal, y el compañero del colombiano, Ralf Schumacher, que, al querer cerrar a Trulli, colaboró de forma decisiva en la colisión.

Alonso -que después de sus retiradas en Francia y Gran Bretaña entró en los puntos y sigue sexto, ahora a 5 puntos de Barrichello- efectuó una brillante salida, superó a Schumacher y al francés Olivier Panis (Toyota) -que fue quinto-, y los dos pilotos de Renault comenzaron la prueba justo detrás de Montoya, con "Schumi" pisándoles los talones en una carrera marcada por las elevadas temperaturas, que alcanzaron los 47 grados centígrados en la pista.

Con la entrada en boxes de Trulli -en la 14- y de Montoya -una vuelta después-, Alonso, que fue a dos paradas, llegó a comandar la prueba durante un giro -el décimo octavo-, justo antes de entrar con su R23B en el garaje.

El asturiano hubiese subido al podio de no haber cometido su primer error en carrera de la temporada: se salió en la entrada al "Estadio" en la vuelta 31 y dio un largo paseo por el césped, con lo que estropeó algo sus neumáticos antes de cederle el puesto de podio al mayor de los hermanos más rápidos de la historia.

Poco después de superar el ecuador de la prueba, en la vuelta 34, Montoya -que acababa de hacer la segunda de sus tres paradas- lideraba la prueba con 6.1 segundos sobre Trulli; 8.8 respecto a Schumacher y 11.8 Alonso.

Tras una nueva entrada en talleres de Trulli y de Schumacher, Alonso ocupó provisionalmente la segunda plaza durante unos instantes, antes de entrar él en boxes y pasar luego a ser quinto, a 2.4 segundos de un Coulthard que venía rodando muy rápido y cuyo equipo invirtió menos tiempo en los cambios efectuados.

Con el colombiano rodando como líder destacado, la prueba brindó sus mejores momentos. Trulli, Schumacher y Coulthard rodaban en un puño, cuando el pentacampeón mundial efectuó un espectacular adelantamiento al italiano por fuera, que a la larga le costaría la avería en su rueda trasera izquierda, causante de su caída del segundo al séptimo puesto, al entrar en boxes a cambiarla.

Trulli entraba en puesto de podio y, a pesar de sus problemas finales con el cambio, pasó al manual, no fue superado por Alonso, que respetó los "tácitos" acuerdos de escudería.

Schumacher tiene ahora a Montoya a seis puntos y su escudería sólo aventaja en dos puntos a los Williams-BMW, que aspiraban al "doblete" si Ralf no hubiera provocado el citado accidente.