Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CC se reafirma en contra de la política de hacer bloques de partidos leer

"Esmeralda", el buque de la tortura, no atracará hoy en el puerto santacrucero

Las autoridades chilenas, recelosas ante las posibles acciones judiciales que pudieran ser presentadas en España por parte de Amnistía Internacional o el juez Baltasar Garzón, decidieron modificar la ruta de la nave, que en su calendario tenía previsto recalar en Santa Cruz desde hoy hasta el día 7.
EL DÍA, S/C de Tenerife
4/ago/03 18:52 PM
Edición impresa

La Armada de Chile, en coordinación con los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores de aquel país sudamericano, decidió recientemente modificar el itinerario del buque escuela ""Esmeralda"" ante las posibles acciones judiciales que su presencia en España pudiera generar, variando así la ruta que lo debía llevar al puerto de El Ferrol, entre el 23 y el 27 de julio, y al de Santa Cruz de Tenerife, del 4 al 7 de agosto.

Esta decisión se suma a la tomada también a comienzos de julio, cuando se canceló un viaje del buque ""Esmeralda"" hacia Inglaterra con el fin de evitar las protestas de los exiliados chilenos.

En concreto, tanto Amnistía Internacional como el juez Baltasar Garzón, así como una moción presentada, y después retirada, por el grupo socialista al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz del pasado 30 de julio, ya habían llamado la atención sobre la presencia en aguas nacionales de un buque que, tras el golpe militar protagonizado en 1973 en Chile por el general Augusto Pinochet, se había convertido en centro flotante de detención, tortura y exterminio en el puerto de Valparaíso.

Este infame historial ha quedado demostrado por los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Amnistía Internacional, el Senado norteamericano y la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación.

Aunque el número de detenidos a bordo del ""Esmeralda"" varía según los testimonios, el Senado norteamericano indica que la cifra pudo llegar hasta los 120. Según los informes, en un momento hubo detenidas 40 mujeres, que fueron sometidas a todo tipo de maltratos, torturas, vejaciones y violaciones.

El juez Baltasar Garzón solicitó información al Ministerio de Defensa español a principios de junio, en relación con la arribada a los puertos de El Ferrol y Santa Cruz de Tenerife del buque ""Esmeralda"", tras una solicitud del abogado Joan Garcés y a petición de la familia del sacerdote Miguel Woodward, fallecido en la nave a causa de las torturas recibidas.

El caso de la muerte del sacerdote católico Miguel Woodward está debidamente acreditado en las investigaciones que ha llevado a cabo el juez de la Audiencia Nacional, como parte del sumario incoado contra Augusto Pinochet y otros, por los delitos de genocidio y terrorismo internacional desarrollados a través de múltiples asesinatos, conspiraciones para el asesinato, secuestro, torturas y desapariciones, tal y como queda reflejado en el Auto de fecha 3 de noviembre de 1998, en su antecedente décimo. Según el informe Reiting, el padre Woodward fue arrestado por una patrulla naval en Valparaíso el 16 de septiembre de 1973 y falleció seis días después, el 22 de septiembre, en el Hospital Naval de Valparaíso, como consecuencia de las torturas sufridas en el buque ""Esmeralda"".

A pesar de que la Iglesia Católica reclamó su cuerpo, nunca le fue entregado, siendo sepultado en una fosa común por la que hoy discurre un camino.