Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Santa Cruz contará con un anillo peatonal de nueve kilómetros

El ayuntamiento acometerá obras en las ramblas para convertirlas en un paseo que abarque desde la piscina municipal hasta la Comandancia de Marina.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/ago/03 12:19 PM
Edición impresa

Santa Cruz contará en muy poco tiempo con una anillo peatonal de unos nueve kilómetros, después de que finalicen las obras que se acometerán en la Rambla del General Franco para acondicionarlas por completo al paseo, rompiendo, de la mejor manera posible, los cruces entre las "islas" de este espacio privilegiado de la capital, orgullo desde siempre de los chicharreros y un auténtico pulmón verde para la ciudad.

El nuevo concejal de Infraestructura, José Domínguez Pastor, explicó ayer que "pretendemos conseguir una ciudad para los peatones, y una de las vías que requieren una rápida intervención en este sentido es la Rambla porque no está tratada como un paseo de forma global e integrada, sino como trozos aislados de los que hay que salir y volver a entrar".

El edil valoró que "los informes dicen que resulta más o menos sencillo conseguir que sea un paseo continuado y facilitar al peatón que siga adelante, sin eliminar los cruces para el tráfico rodado".

La concejalía de Infraestructura estudia actualmente cómo realizar estos trabajos, que permitirán establecer un anillo peatonal de unos nueve kilómetros. Abarcaría las ramblas, la avenida de Anaga, la de Manuel Hermoso Rojas y la Tres de Mayo para volver a la piscina municipal e iniciar de nuevo el recorrido del circuito peatonal para todo el casco.

Cada cruce de la Rambla que, de la piscina hasta la Comandancia de Marina tiene unos tres kilómetros, en los que se incluye la avenida de Reyes Católicos, tiene sus problemas. En algunos casos, son superables con pintar un paso de peatones y abrir la valla de hierro que se colocó en su día al final de cada isleta. Estas obras se acometerán lo más pronto posible.

En cuanto a otros lugares como las plazas de la Paz o de la República Dominicana, hay necesidad de acometer otros trabajos algo más complicados.

Respecto a la plaza de la República Dominicana, el concejal de Infraestructuras y Viviendas señaló que "habrá que habilitar un paseo y la pavimentación por el centro del jardín, desplazando ligeramente de sitio la escultura que se encuentra ubicada allí, además de abrir la valla de hierro que existe".

Estas obras no van a tener un presupuesto especial, sino que entrarán en el mantenimiento general. La intención es que Santa Cruz sea cada vez más esa "ciudad bonita" del eslogan y que esté acondicionada para el paseo.

La iniciativa responde a las peticiones de los vecinos a los que les gusta pasear por su ciudad y a las muchos deportistas, bien ciclistas o practicantes del "footing", que reivindican una urbe que no sea sólo para los vehículos, sin olvidar los problemas del tráfico.

Ideas renovadoras  

José Domínguez Pastor ha llegado al cargo en esta legislatura y parece tener ideas nuevas. De momento, ha renunciado incluso a las vacaciones para ponerse al día en su departamento. De todas las obras que hay que acometer para convertir las ramblas en un verdadero paseo peatonal, la más complicada es la de la plaza de la Paz. Al respecto, el concejal comentó que "eso está claro, en tanto en cuanto no se acometan las obras del tranvía y desaparezca la fuente central. Allí la Rambla hace un quiebro y hay sitio hacia la Rambla de Pulido, modificando un poco el jardín y colocando una protección para los coches, para ubicar un paso de peatones, un espacio que sería más grande incluso que la actual acera que, por contra, resulta muy estrecha y dificulta el paso de los peatones". Otra zona complicada es la de 25 de julio: "Esa pequeña isleta con cactus se reestructurará y se va a estrechar ligeramente el paso para los coches, aunque cabrán perfectamente". Algo similar se hará en el cruce hacia el colegio La Pureza y en el de Méndez Núñez. Todos estos cambios irán acompañados de semáforos para regular el paso de peatones y vehículos.