Dinero y Trabajo

Canarias pide compensaciones por la venta de semillas contaminadas a tomateros

Los productores recibieron de los proveedores 600.000 semillas contaminadas, aseguró ayer el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, quien anunció que exigirá indemnizaciones. De lo contrario, iría a los tribunales, junto al Gobierno central y el propio sector.
EL DÍA, S/C de Tenerife
6/ago/03 15:56 PM
Edición impresa

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Pedro Rodríguez Zaragoza, manifestó que tanto el Gobierno de Canarias como el central y los propios tomateros irán "al pleito que haya que ir" en el caso de que las compañías de semillas tolerantes de tomate que vendieron dichos productos contaminados de clavibacter se nieguen a pagar la correspondiente indemnización.

En la toma de posesión del director general de Estructuras Agrarias, Carlos José González Mata, señaló que el cultivo de tomate ha tenido "mala suerte", al haber sufrido el año pasado el virus de la cuchara y en éste el clavibacter, que, aclaró, no es una plaga por invasión de frontera, sino que se tata de una bacteria que se desarrolla dentro de la propia semilla.

Rodríguez Zaragoza explicó que la analítica realizada ha detectado dos partidas de semillas resistentes al virus de la cuchara, una de 200.000 y otra de 400.000, con clavibacter. Por ello, apuntó, los proveedores de semillas deberán tener "una serie de consideraciones y obligaciones que cumplir con los productores tomateros", teniendo en cuenta que el seguro no se hace cargo de vicios ocultos en la semilla.

Anunció que representantes de la Consejería se reunirán hoy con el sector para explicar la situación, teniendo en cuenta que ahora se pretende hacer un control del proceso seguido por dichas semillas.

Rodríguez Zaragoza recordó que el sector tomatero sufrió un revés el pasado diciembre, como consecuencia de la reducción que experimentaron los precios y la presencia de ocho millones de kilos de tomates que se pudrieron en destino como consecuencia del clavibacter.

Por otro lado, el consejero puntualizó que últimamente se está en buena disposición para mejorar los controles fitosanitarios en fronteras, a través de la nueva ley de sanidad vegetal, otro de los objetivos de la Consejería para esta legislatura. Agregó que también está aumentando la efectividad en la colaboración con los ministerios de Administraciones Públicas y de Interior.

Trato específico

Por otro lado, Rodríguez Zaragoza se refirió a otros objetivos para estos cuatro años, como el mantenimiento del tratamiento específico dentro de la Política Agrícola Común, la consolidación del Poseican de mercado interior y el sobre ganadero, al mismo tiempo que se continuará con el plan de regadíos suscrito con los cabildos hasta 2008. Entre otros retos, se refirió al desarrollo de la ley de protección del suelo rústico, junto al sector y los cabildos, así como a la creación de la agencia alimentaria de Canarias, junto a la Consejería de Sanidad.

Por otro lado, recordó que habrá que prepararse para afrontar la entrada en 2006 de la tarifa única del plátano o la ampliación de contingentes a Marruecos en 2010.

El consejero hizo alusión también al proyecto de una comercializadora para el sector de flores y plantas, que, dijo, se espera que salga adelante en esta legislatura.

Respecto a la ganadería, apuntó que, dentro de la ley de protección del suelo rural, y teniendo en cuenta los planes insulares de ordenación del territorio de los cabildos, hay que trabajar para que se den las condiciones necesarias para que se obtengan las licencias de las explotaciones ganaderas que existen ilegalmente en estos momentos. Asimismo, reivindicó que dicha ley dé cobertura al asentamiento de las explotaciones agrícolas en la parte de ganadería.

En pesca, se mostró expectante ante la posibilidad de que Canarias pueda llegar a algún acuerdo con Marruecos para dar un respiro a la flota artesanal y señaló que se está avanzando en el estudio del caladero canario que hará el Gobierno central pero sobre el que Canarias ya está trabajando.