Sucesos
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Detenido en Puerto de la Cruz por presunta estafa de 55.000 euros

Directivos de una empresa dedicada a la elaboración de productos comestibles de Los Realejos habían denunciado operaciones fraudulentas mediante la falsificación de facturas de ventas que no se habían llevado a efecto.
ACN, Tenerife/Las Palmas
7/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

Agentes adscritos al Módulo Integral de Proximidad Dos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Puerto de la Cruz-Los Realejos detuvieron el pasado viernes, 1 de agosto, a un individuo de treinta y cinco años de edad acusado de ser el presunto autor de los delitos de estafa y falsedad documental.

La detención se produjo tras las investigaciones iniciadas a raíz de la denuncia que habían presentado los directivos de una empresa dedicada a la elaboración de productos comestibles de la zona de Los Realejos por las operaciones fraudulentas realizadas mediante la falsificación de facturas de ventas que nunca se habían llevado a efecto y que ascendían a un montante de cincuenta y cinco mil euros, (lo que equivaldría a unos nueve millones de pesetas).

Las investigaciones emprendidas demostraron que dichas ventas en realidad no habían sido realizadas nunca y que en las facturas presentadas se habían falsificado las firmas de los responsables de las empresas que supuestamente habían realizado los correspondientes pedidos.

En las dependencias policiales fueron concluidas las correspondientes diligencias, pasando el de-tenido, identificado como M.D.D. y a quien le constaban cuatro de-tenciones anteriores -dos de ellas por estafa, una por usurpación de funciones y la cuarta por falsificación de documentos- a disposición de la autoridad judicial competente.

Intento de suicidio

Por otra parte, agentes del Cuerpo Nacional de Policía lograron salvar en Las Palmas a una persona que amenaza con hacer explosionar su vivienda, que previamente había rociado con gasolina mezclada con sosa caústica.

Los hechos ocurrieron el paasado domingo, cuando un vecino del barrio capitalino de Los Giles, que al parecer tenía sus facultades mentales alteradas, amenazó con suicidarse, al tiempo que esgrimía dos hachas, dos cuchillos de cocina y una sierra de grandes dimensiones.

Tras seis horas en las que los funcionarios policiales intentaron convencerle para que depusiera su actitud, éste, lejos de hacerlo, esparció gran cantidad de gasolinapor la vivienda, mientras amenazaba con prenderle fuego con un mechero que tenía en las manos. Asimismo, los agentes pudieron apreciar que el individuo ingería bebidas alcohólicas, que más tarde combino con el consumo de fármacos, cuyos envoltorios arrojó a la calle en un momento en que se asomó a la azotea de la vivienda.

Ante el cariz que tomaban los hechos, los GOES decidieron forzar la puerta de entrada. Una vez dentro, inmovilizaron al individuo, que fue atendido por los servicios médicos y trasladado a Urgencias.