Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

Más agua, por favor

La zona de Barranco Hondo arrastra el problema de una red de suministro insuficiente para atender la demanda.
EL DÍA, Candelaria
7/ago/03 19:40 PM
Edición impresa

El crecimiento urbanístico en la última década ha sido un fenómeno claramente perceptible en el Sur. Lo que no se ha desarrollado al mismo ritmo son las infraestructuras, ni las visibles ni las soteradas. Un claro ejemplo es la red de abastecimiento de agua de Barranco Hondo, en el municipio de Candelaria, donde no ha parado de aumentar el número de edificaciones residenciales. Pero la tubería de suministro sigue siendo la misma desde hace más de 12 años. Y eso se nota, sobre todo en verano, cuando el consumo de recursos hídricos se dispara.

El concejal de Urbanismo, Vivienda, Aguas y Transporte, Domingo Ramos, aclara que los actuales problemas en la distribución de agua no se deben a la escasez de las reservas municipales.

De hecho, los depósitos están llenos, según confirmó ayer el responsable de la sociedad adjudicataria del servicio municipal, apoyando las declaraciones de Ramos.

Desde comienzos de los años 90, la población de la zona de Barranco Hondo y sus inmediaciones ha aumentado en cerca de medio millar de vecinos. Pero este incremento del nivel demográfico se ha realizado en urbanizaciones de tipo ""ciudad-jardín"", es decir, que normalmente cuentan con zonas verdes y piscinas, lo que eleva significativamente los consumos.

Conducciones

La causa de las deficiencias en el abastecimiento se hallan en las dimensiones de las conducciones, que no superan las dos pulgadas, según las fuentes consultadas.

Ante esta realidad, la empresa concesionaria debe adoptar algunas medidas alternativas, con el fin de minimizar los efectos negativos entre los residentes y los visitantes.

Una buena parte de los segundos se concentran en las instalaciones sociales y deportivas que el Círculo de Amistad XII de Enero posee en la zona de El Morro, la parte baja de Barranco Hondo.

Esta entidad, uno de los principales clientes de la sociedad responsable de suministrar los recursos hídricos y que recibe cientos de visitantes diarios, más los fines de semana, se está viendo seriamente afectada por la situación. Desde la noche del pasado martes, han debido afrontarse diversos cambios para que llegue agua hasta las dependencias del centro de ocio.

Ramos explica que la solución estructural a este problema pasa por aplicar el Plan Director de Inversiones en Infraestructuras de Aguas, documento que actualmente está en fase de redacción.

La intención del edil de Urbanismo y Aguas es que en el presupuesto general de la administración municipal para el próximo año ya existan partidas económicas para iniciar la sustitución de la red de distribución.

Financiación

Para Ramos, uno de los asuntos que todavía no se ha decidido en el consistorio es el apartado de la financiación, para determinar si los diversos proyectos son afrontados exclusivamente con recursos del ayuntamiento o si se intenta recurrir a otras administraciones públicas.

Aunque aún no existen datos concretos sobre lo que puede costar una intervención de estas características, lo cierto es que hacer realidad dicho plan será costoso, aunque se realice en diferentes fases.

En las medianías

El responsable de Urbanismo y Aguas comenta que el mencionado problema no es exclusivo de la zona de Barranco Hondo, sino que afecta a la totalidad de los núcleos de población ubicados en las medianías del municipio.

Y es que, como ocurre en la parte este del término municipal, las tuberías siguen siendo las mismas desde hace demasiados años, mientras que la demanda de agua ha crecido de manera espectacular.

Y la corporación de Candelaria debe agilizar sus acciones en este aspecto, pues el ritmo de las construcciones no parece que vaya a frenarse.

Restricciones en el Círculo de Amistad

El presidente del Círculo de Amistad XII de Enero, Ignacio González, informó ayer de que el suministro de agua descendió considerablemente en el mes de julio y que la situación se ha agravado en los últimos días, sobre todo desde el viernes pasado. Según González, se han producido varios cortes y, como consecuencia de ellos, se ha registrado un agotamiento de las reservas existentes. Y todo ello a pesar de que la entidad posee dos depósitos con una capacidad total de 700.000 litros. De momento, el suministro sólo permite satisfacer el gasto diario y la mayor preocupación de los responsables es cómo van a afrontar la demanda de los usuarios durante los fines de semana, pues en esos días varios miles de ellos acuden a las dependencias de El Morro. La situación ha provocado el cierre de algunos equipamientos, como es el caso del centro de salud por agua (SPA), inaugurado recientemente. Además, una parte de los vestuarios, duchas y servicios próximos a las piscinas de 25 y 50 metros también permanecen cerrados. Con el fin de poder cubrir toda la demanda, ya se han instalado paneles informando del problema y recomendando el consumo moderado de los recursos hídricos. González atribuye el problema a la escasez de agua en los depósitos municipales, algo que es negado por la empresa y el ayuntamiento.