Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

Hospiten aplica por primera vez una nueva prótesis para el aneurisma abdom¡nal

Especialistas en cirugía mínimamente invasiva de la clínica privada Hospiten Rambla han colocado con éxito una prótesis de fabricación australiana en la aorta de un paciente, de 77 años, con aneurisma abdominal grave. Sólo dos equipos médicos europeos practican, de momento, esta técnica.
EL DÍA, S/C de Tenerife
7/ago/03 18:57 PM
Edición impresa

El centro sanitario tinerfeño Hospiten Rambla ha reparado por primera vez en España un aneurisma abdominal con una nueva técnica, consistente en la implantación con cirugía mínimamente invasiva de una endoprótesis de aorta fenestrada, una prótesis de fabricación australiana que reviste la peculiaridad de disponer de "ventanas" o fenestraciones que garantizan el flujo sanguíneo de las arterias próximas a la zona afectada.

La primera persona que se ha beneficiado de esta novedosa técnica es el urólogo tinerfeño Jesús Monllor, de 77 años, en cuyo historial médico figura la extirpación de un riñón y la colocación de tres "by-pass" coronarios en el mes de abril.

El presidente del Grupo Hospiten, Pedro Luis Cobiella; el director de Diagnóstico y Terapéutica Endoluminal del mismo grupo, Manuel Maynar, y los especialistas Rafael Llorens y Miguel Arriaga dieron a conocer ayer, en la clínica Hospiten Rambla, los resultados de esta primera intervención, en la que se contó con la colaboración de expertos holandeses.

Manuel Maynar, que introdujo en 1980 en España la cirugía endovascular, informó de que la técnica consiste en la colocación de una endoprótesis que aísla el aneurisma o dilatación de la aorta, para impedir que la sangre choque contra sus paredes y termine por romperla, lo que provoca la muerte al instante.

Las ventajas de la endoprótesis fenestrada respecto a las convencionales es que permite reparar el aneurisma de aorta abdominal y mantiene la permeabilidad de otros vasos vitales, aunque el espacio comprendido entre su lugar de fijación y la salida de las arterias cercanas sea muy pequeño.

Según explicó Maynar, pacientes con teromatosis de alto riesgo como Jesús Monllor hubieran sido descartados para el tratamiento de su enfermedad vascular con prótesis y cirugía convencionales, mientras que la colocación de la endoprótesis fenestrada de forma mínimamente invasiva permite aislar completamente el aneurisma, acelera la recuperación y reduce los riesgos, lo que a su juicio compensa los gastos de la intervención, que "superan los 6.000 euros", indicó.

Rafael Llorens señaló que cada año se operan en España entre 600 y 1.000 aneurismas de aorta abdominales, pero que sería recomendable no operar más de 20 con esta nueva técnica, que requiere una selección cuidadosa de los casos. Los cirujanos de Hospiten que la han aplicado forman el primer equipo español en su desarrollo y el tercero de Europa, tras holandeses y alemanes.