Internacional

Un ataque contra una embajada en Bagdad causa 11 muertos

El atentado se produjo ante la embajada de Jordania, en el primer ataque perpetrado contra una sede árabe y que constituye el episodio más sangriento desde la caída del régimen de Sadam. También resultaron heridas 57 personas, que se encuentran hospitalizadas en dos centros locales.
COLPISA, Bagdad
8/ago/03 18:57 PM
Edición impresa

Al menos once personas murieron y 57 resultaron heridas al estallar un coche bomba ayer, jueves, por la mañana ante la embajada de Jordania en Bagdad, en el primer ataque perpetrado contra una Embajada árabe y que constituye el episodio más sangriento vivido desde la caída del régimen de Sadam Husein.

El director de la morgue del hospital infantil Iskan, Ahmed Kaduna, precisó que a sus instalaciones llegaron 11 cuerpos, entre ellos dos hombres, una mujer y un niño iraquíes, junto a un policía y dos jordanos. A este hospital también llegaron 40 heridos, de los que 13 se encuentran en estado grave.

En otro hospital, el Yarmuk, un médico relató que había visto 17 heridos, seis de ellos graves. Por otro lado, tres diplomáticos jordanos que resultaron heridos en el atentado fueron trasladados hacia el hospital jordano de Faluja, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, según una fuente médica.

En Amán, el ministro de Información de Jordania, Nabil Sharif, condenó firmemente el atentado, calificándolo de "acto criminal" y de "cobarde operación terrorista". Sharif recalcó que este atentado "reforzará la decisión de Jordania de ayudar al pueblo iraquí para que pueda obtener la seguridad y la estabilidad en su país".

Según el secretario de Estado jordano para las relaciones exteriores, Chaher Bak, el atentado se perpetró con un cohete "lanzado hacia un automóvil repleto de explosivos, que estaba estacionado en uno de los dos parkings de la Embajada".

Cuatro automóviles quedaron totalmente desintegrados por la explosión y el muro de la Embajada resultó dañado por el incendio. Una parte del muro se derrumbó y la garita donde se colocaban los guardas de la Embajada fue proyectada contra el patio del edificio.

Militares estadounidenses inspeccionaron el lugar de la explosión, donde se estacionó un tanque del Ejército. Asimismo, otros tanques estadounidenses cercaron el sector.

Un habitante, Abed Ibrahim Hassan, afirmó que ayudó a extraer dos cuerpos de un taxi destruido.

"Los autores de ese crimen no son musulmanes, pues fueron musulmanes iraquíes y jordanos los que murieron", comentó Fadhel Abbas, capitán de la policía. Una hora después de la explosión continuaba saliendo humo de uno de los vehículos calcinados.

Las declaraciones de condena del atentado no se hicieron esperar, entre ellas las del secretario de Estado norteamericano Colin Powell.

Dos soldados muertos

Dos soldados estadounidenses murieron ayer en la capital Bagdad, durante un tiroteo con hombres fuertemente armados, supuestamente miembros de la resistencia, informaron fuentes militares de EEUU. El tiroteo, en el que otro soldado estadounidense y un interprete iraquí resultaron heridos de diversa gravedad, tuvo lugar en el barrio Al Rashid, en el centro de la capital iraquí.

Con estas muertes, asciende a 55 el número de militares de EEUU que han perdido la vida en acciones de la resistencia, que se opone a la ocupación de Irak por parte de las tropas de la coalición internacional, desde que se anunciara el fin de la guerra en Irak, el 1 de mayo. El enfrentamiento de ayer, jueves, se produjo pocas horas después de que el coche bomba explotara frente a la embajada de Jordania en Bagdad y causara la muerte de al menos 11 personas.

Según fuentes militares norteamericanas, un total de 49 hombres, supuestamente leales al depuesto líder iraquí, han sido detenidos en las últimas 24 horas, especialmente en Tikrit.