Sucesos

Francia, Portugal y el Papa


11/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

Un violento incendio que se declaró ayer en Lozere (sureste), cerca del parque nacional de Cevennes, ha calcinado 500 hectáreas de vegetación densa y obligado a evacuar a unas 300 personas de un cámping, según los Bomberos y la Prefectura. El fuego, que se originó por razones desconocidas, ha prendido en una zona muy escarpada y de difícil acceso, con una vegetación de pinos y malezas. Las llamas avanzan rápidamente debido a las corrientes de aire que las avivan, según los Bomberos. Por su parte, el incendio que azota la Sierra de Monchique, en la región turística del Algarve, en el sur de Portugal, y en cuya extinción colabora un avión español, provocó ayer la evacuación de cerca de 300 personas. Los afectados, vecinos de la población de Marmelete, fueron trasladados de sus casas al cuartel de Bomberos de Monchique. Hasta el Papa Juan Pablo II habló ayer del fuego e invitó a los fieles a rezar para que la tierra reciba ""el alivio de la lluvia"" contra la ola de calor que afecta a Europa y condenó la labor de los pirómanos que asolan sus bosques. ""Vastos incendios -dijo el Pontífice- se han desarrollado en estos días en algunos países de Europa, con particular intensidad en Portugal, y se trata de una preocupante emergencia, alimentada por la sequía"".