Santa Cruz de Tenerife

Los comerciantes se quejan de las obras en la carretera Santa Cruz-La Laguna

Miembros del colectivo empresarial de la zona aseguran que las ventas han bajado hasta en un 40%. Afirman que, después de enviar varios escritos a los responsables políticos, sólo han obtenido el silencio por respuesta. Denuncian, además, supuestas irregularidades cometidas por la empresa.
EL DÍA, S/C de Tenerife
11/ago/03 19:03 PM
Edición impresa

Un grupo de comerciantes y empresarios que cuentan con negocios en la Carretera General Santa Cruz-La Laguna quieren expresar su disconformidad con las obras que se están realizando en esta zona por los problemas económicos que les están acarreando.

Según estos empresarios, uno de los grandes problemas ""es que las ventas han disminuido en un 40%, y no tenemos compensación económica ni por parte de los políticos ni de la empresa encargada de realizar los trabajos"".

En lo que respecta a los trabajos, estas fuentes señalaron que ""nos dijeron que las obras las harían por tramos y las están llevando a cabo desde la zona de Vistabella hasta Finca España, lo que quiere decir que está abierta toda la carretera, sin dejar los pasillos adecuados para que los ciudadanos puedan acceder hasta el interior de nuestras tiendas"".

Además, los comerciantes indicaron que ""muchas de las ventas que tenemos son porque la gente pasa con sus vehículos por la carretera general y al ver los escaparates se paran a comprar, cosa que ahora mismo es imposible hacer porque no hay lugares para estacionar y ni tan siquiera para parar un momento"".

Para este colectivo, se trata de una situación muy injusta ""porque a nosotros nos cierran las calles y sin embargo, la que llega hasta un gran supermercado, ha permanecido abierta, dando un ejemplo de que a los pequeños nos tratan como siempre, muy mal. Les dan ayudas a todas las grandes superficies y a los demás nos obligan a pagar los impuestos para favorecerlas"".

Con respecto a la empresa responsable de los trabajos, los empresarios aseguran que ""el pasado 24 de julio rompieron los cables con la pala y dejaron a los comercios y viviendas sin luz desde las 11:00 hasta las 15:00 horas, con el desperfecto que ocasionó a los establecimientos de congelados, que tuvieron que llamar a los proveedores para que los retiraran y devolverlos al día siguiente"".

Cortes sin aviso

En esta línea destacan que ""también una asesoría se quedó sin luz en el momento en el que estaban trabajando en las cuentas anuales, y más de diez personas se quedaron paradas sin poder hacer nada ni vender en las tiendas. Los obreros no avisan cuando van a realizar los trabajos y no echan agua en la tierra para limpiar"".

Por último, criticaron la actitud de los políticos que ""no hacen nada para resolver la situación después de los escritos que hemos presentado. Pedimos una pronta solución para este grave problema"".