Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Blázquez: "La Iglesia admite los abusos y tiene la firme decisión de erradicarlos" leer

El PP gestionará el 16 por ciento del presupuesto autonómico

El control de las consejerías de Sanidad y Educación por parte de CC es el motivo de la enorme diferencia entre los fondos que administrarán los socios de gobierno el próximo año.
EL DÍA, S/C de Tenerife
12/ago/03 16:36 PM
Edición impresa

El Partido Popular (PP) controlará el próximo año alrededor de 750 millones de euros de los cerca de 4.500 que conformarán el Presupuesto de la Comunidad Autónoma, tomando para ello como referencia el Presupuesto del presente año, el incremento anunciado y las modificaciones que ha sufrido el organigrama gubernamental con la entrada de un nuevo Ejecutivo, principalmente la creación de la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías. En términos porcentuales, los tres departamentos gobernados por los populares asumirán un 16 por ciento del gasto, mientras que Coalición Canaria (CC) gestionará el restante 84 por ciento.

Las consejerías de las que se ha hecho cargo el PP no se encuentran, precisamente, entre las de menor poder financiero. Así, la de Presidencia, al frente de la que se encuentra la popular María Australia Navarro, cuenta en el presente ejercicio con un presupuesto inicial de casi 315 millones de euros, convirtiéndose en la tercera con más fondos tras los dos grandes "monstruos" presupuestarios, las consejerías de Sanidad y Educación, que por sí solas asumen más de la mitad del gasto total de la Comunidad Autónoma.

El área de Empleo y Asuntos Sociales, que dirige la "popular" majorera Águeda Montelongo, también suele ser uno de los departamentos mejor tratados en el reparto de recursos económicos. Así, en el actual ejercicio dispuso de un presupuesto inicial de casi 300 millones de euros, que dejando de lado las áreas sanitaria y educativa sólo superan las de Presidencia y Obras Públicas.

Industria

La recién constituida Consejería de Industria, dirigida por Luis Soria, que acoge en su organigrama departamentos que figuraban hasta ahora en la estructura de consejerías como la de Economía y Hacienda o Presidencia, podría alcanzar, si se toma como referencia la suma de los fondos de los citados departamentos, los 100 millones de euros, una cantidad media que la equipararía con Economía y Hacienda, Agricultura y Pesca y Turismo.

El protagonismo presupuestario del PP se elevará con los fondos que gestionan diferentes órganismoa autónomos pertenecientes a las consejerías de Presidencia y Empleo y Asuntos Sociales, como el Instituto Canario de Administración Pública, la Academia Canaria de Seguridad, el Instituto Canario de la Mujer y el Servicio Canario de Empleo.

El hecho de que el PP se quede con menos de un 20 por ciento del presupuesto autonómico, mientras que CC va a gestionar ocho de cada diez euros, encuentra su explicación en la asunción por parte de los nacionalistas de las áreas de Educación y Sanidad. La suma de ambas supone el 66 por ciento del gasto total de la Comunidad Autónoma, en el caso de Sanidad (1.523 millones de euros en el presente año) quintuplicando a su inmediata seguidora, Presidencia, y en el caso de Educación (1.357 millones de euros) cuadruplicándola.

La reorganización que surge del nuevo Ejecutivo puede llevar a algunas variaciones, como la que conlleva la pérdida del área de Nuevas Tecnologías por parte de Presidencia, que pasa ahora a Industria, pero presumiblemente no se producirán saltos significativos en la suma del disponible de una y otra formación política.

La equidad continuará, asimismo, si se cumplen las previsiones de incremento de gasto, que afectarán principalmente a las áreas de índole social, como la sanitaria, la educativa y las de servicios sociales, esta última controlada en su mayor parte por los "populares".

Recursos externos

No obstante, si se llevan a la práctica los planes del equipo de dirige el presidente Adán Martín, el presupuesto real para 2003 puede ser sensiblemente superior al que apruebe el Parlamento de Canarias después del verano. Una de las directrices que siguen los responsables de Economía y Hacienda a la hora de determinar las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio es la de que prevalezcan aquellas iniciativas cuya financiación por parte de la Comunidad Autónoma conlleve la aportación inmediata de recursos financieros de la administración estatal, de la administración comunitaria o de ambas a un tiempo.

En la ejecución presupuestaria también habrá que tener en cuenta el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno de Canarias en el presente y los anteriores ejercicios, que según ha adelantado el presidente será otra de las líneas a seguir el próximo año en materia de asignación de fondos.

Tales compromisos limitan en parte la capacidad de gasto de las consejerías, máxime si no se van a producir ingresos significativos fuera de los inicialmente previstos, habida cuenta que el Gobierno ha descartado cualquier fórmula de endeudamiento en pro de evitar situaciones de desequilibrio financiero.

 

lOS DATOS

La policía, un gasto menos

A pesar de algunas declaraciones ambiguas de la nueva consejera de Presidencia, María Australia Navarro, del PP, parece claro que uno de los proyectos que en la anterior legislatura se convirtieron en santo y seña de ese departamento, la creación de la policía autonómica, permanecerá a la espera. Dicho cuerpo optaba a convertirse en uno de los gastos fijos de Presidencia, en cuyo organigrama se sitúa la Dirección General de Seguridad y Emergencias. Y aunque los nacionalistas insisten en que no renuncian al proyecto, que consideran básico para la articulación de un Archipiélago adaptado a los nuevos tiempos, el presidente del PP canario, José Manuel Soria, se ha manifestado totalmente contrario a su desarrollo, que entiende innecesario. En su lugar propugna el fortalecimiento de la presencia en las islas del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. A pesar de que nunca se indicó con claridad el coste inicial de la policía canaria, se da por hecho que hubiera supuesto un sensible gasto.