Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Australia-China, primer cruce de cuartos de final leer
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (3) ARAFO

ARAFO, una población concentrada en su casco

El mayor poblamiento, un 80 por ciento, se concentra en el casco urbano, frente a los menores niveles de núcleos como La Hidalga, Playa de Lima y El Carretón. En 2001, la relación entre nacimientos y defunciones arrojó un saldo negativo, que se enjugó con las migraciones interiores y los retornados.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
12/ago/03 12:19 PM
Edición impresa

La Villa de Arafo no ha conocido el nivel espectacular de crecimiento demográfico que sí han experimentado otros municipios vecinos de la vertiente Sur de la Isla y, en buena medida, es así porque este lugar no se encuentra inscrito entre aquellos que, por su orientación económica o bien por su carácter político-administrativo actúan como focos de atracción de los flujos poblacionales.

La principal característica de la forma de poblamiento del municipio está señalada por el hecho de que los límites del casco urbano, con los barrios de El Carmen y El Fielato, acogen al 80 por ciento de la concentración humana.

Algunos autores explican el origen de este asentamiento tradicional por el aprovechamiento que se hacía de la madera, la explotación del pinar, -no en vano existe una zona que mantiene el nombre de El Aserradero-, así como por las actividades ligadas a la agricultura y al pastoreo.

La escasez de su área litoral, poco más de un kilómetro, imposibilita la implantación de una infraestructura vacacional y de ocio de tipo costero, si bien en los últimos años ha comenzado a desarrollarse una incipiente industria de turismo rural, aún en ciernes, ubicada en las zonas de medianía.

No obstante, en el área del Polígono Industrial, un complejo que Arafo comparte con Güímar, se localiza la unidad poblacional conocida como Playa de Lima (la parte que corresponde a los güimareros toma el nombre playa de La Viuda), constituida por viviendas de autoconstrucción que hacen la función de residencias de carácter estacional, fundamentalmente en el verano.

Recostado sobre el margen de la carretera vieja que conduce a Güímar, y al amparo de las explotaciones de invernadero, se ha ido desarrollando el núcleo llamado La Hidalga que, con cierta entidad, integra los barrios de La Hidalga y El Carretón, además de Playa de Lima y el Polígono Industrial.

Los grupos humanos

Los naturales continúan siendo el segmento de población más representativo en la Villa de Arafo, alrededor del 60 por ciento de total, frente a un 36 por ciento de personas originarios de otros municipios isleños; un 2 por ciento procedente de gentes llegadas de otras Comunidades autónomas y el 1,6 que suponen los extranjeros.

En relación con los foráneos destaca el grupo de los venezolanos, como parte del flujo de los emigrantes retornados, y los alemanes, ligados al asentamiento residencial en las zonas de medianía. Entre los peninsulares sobresalen los procedentes de Madrid y Andalucía

La pirámide de edad que dibuja Arafo en 2001 presenta un evidente estrechamiento por la base, síntoma del progresivo envejecimiento de la población, y ofrece su máximo valor en el tramo de edad comprendido entre los 30 y 34 años, precisamente uno de los grupos que, junto al que va de los 40 a 49 años, rompe con el predominio general de la población femenina sobre la masculina.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (3) ARAFO