Vivir
LO ÚLTIMO:
El Primer ministro socialdemócrata pierde la moción de censura en Parlamento sueco leer

Los niveles de polución alcanzaron su máximo nivel en la noche del domingo

Las temperaturas no están siendo excesivas, aunque la incidencia de tormentas saharianas ha provocado mayor sensación de calor al aumentar la humedad.
EL DÍA, S/C de Tenerife
12/ago/03 19:05 PM
Edición impresa

Los datos recogidos por la red de vigilancia de Salud Ambiental no reflejan en estos días variaciones de especial relevancia en el nivel de polución de las Islas , a pesar del cambio experimentado en las temperaturas, "salvo el domingo pasado, cuando a las 21:00 horas se llegaron a registrar 200 microgramos por metro cúbico, cifra que disminuyó paulatinamente en la madrugada".

Los termómetros en Tenerife han alcanzado su máxima durante el presente mes de agosto, precisamente el pasado domingo, al registrar los 32 grados en algunas zonas de la capital de la Isla. Sin embargo, a diferencia del resto del territorio nacional y europeo, donde las temperaturas se han disparado por encima de los cuarenta, este verano no está siendo especialmente caluroso en Canarias.

No obstante, desde el pasado fin de semana se viene experimentando una mayor sensación de calor "debido a la incidencia de los vientos fríos que se generan por las tormentas que se están produciendo en el Sáhara Occidental", señalaron ayer fuentes del Instituto Nacional de Meteorología de Santa Cruz de Tenerife.

Estas condiciones climatológicas derivan hacia una mayor sensación de bochorno, pero a pesar de que esté presente la calima en los cielos, "los niveles de contaminación por polución se encuentran en la media habitual", comentó ayer a EL DÍA un portavoz del departamento de Sanidad Ambiental de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Ayer, entre las 12:00 y 13:00 horas, "las mediciones realizadas revelaron que los niveles estaban en la media, 64 microgramos por metro cúbico". Desde Salud Ambiental se apuntó que estos resultados "no son tan elevados como para tomar algún tipo de medida excepcional", ya que se empiezan a aplicar a partir de los 140 microgramos. A pesar de ello, sí se recomendó que "frente a la sensación de bochorno reinante, se aconseja, especialmente a las personas con problemas respiratorios, mayores y niños, evitar hacer ejercicios físicos muy fuertes, consumir agua y permanecer en ambientes húmedos".

Cambios a partir del jueves

Fuentes del Instituto de Meteorología de Santa Cruz de Tenerife indicaron ayer que el fenómeno que se aprecia en los cielos canarios "no es exactamente calima", sino que se trata de "polvo en suspensión". En cuanto a la reducción de la visibilidad, señalaron que "ésta es una cuestión que se debe a la humedad que provocan los vientos húmedos procedentes del Sáhara", añadió un portavoz del Instituto. Los especialistas indican que esta situación se va a mantener "sin cambios hasta el próximo jueves, que es cuando se espera que influya el alisio, que favorecerá que se empiece a notar una menor sensación de bochorno".

Precisamente, el incremento de la humedad y la orografía de la Isla refuerzan la posibilidad de que se produzcan algunos chubascos débiles o de carácter tormentoso en zonas concretas en estos días.

El Instituto Nacional de Meteorología pronostica para hoy martes intervalos de nubes medias en general, con posibilidad de chubascos débiles. Al final del día, aumento de la nubosidad con posibilidad de chubascos débiles a moderados, que podrán ser ocasionalmente tormentosos.

Se prevé la presencia de calima y de vientos de componente este, que aumentarán gradualmente a lo largo de la tarde de flojos a moderados con intervalos fuertes. Las temperaturas no experimentarán cambios o irán en ligero ascenso, entre los 23 y 30 grados.