Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer

Cuatro muertos y 9 heridos en dos atentados suicidas en Israel

El primer ministro israelí Ariel Sharon advirtió poco después de conocer la noticia de que no habrá proceso diplomático con los palestinos "hasta que el terrorismo no cese por completo".
EFE, Jerusalén
13/ago/03 14:13 PM
Edición impresa

Un total de cuatro muertos, incluyendo a los dos suicidas que los perpetraron, han causado sendos atentados registrados ayer con dos horas de diferencia en la localidad de Ros Ha''Ain, en el centro de Israel, y en el cercano asentamiento judío de Ariel.

Un suicida palestino activó una carga de explosivos y causó al inmolarse al menos un muerto y once heridos en una parada de autobuses próxima al asentamiento judío de Ariel, informó el alcalde del lugar, Ron Najman.

El número final de víctimas en el atentado suicida en el supermercado de Rosh Ha''Ain se eleva a dos muertos -un cliente y el atacante- y nueve heridos, entre ellos cinco de suma gravedad y un niño de cinco años que sufre heridas leves, informó la Estrella Roja de David.

"Esta es una violación grave de los acuerdos", aseguró en su primera reacción la oficina del primer ministro israelí, Ariel Sharon, en alusión al plan de paz del Cuarteto de Madrid, conocido como Hoja de Ruta.

Autoría

El primero de los dos ataques, perpetrado a primera hora de hoy, fue el de Rosh Hain, y fue reivindicado por las Brigadas de los Mártires de Al-Aksa, grupo vinculado a Al-Fatah, que identificaron a su autor como Hamis Juran.

El segundo atentado, que se producía unos 40 minutos después, fue obra de Iusef Kafesh, miembro de los Batallones de Izadín Al-Kasam, brazo armado de Hamas, según un comunicado difundido por el grupo.

Ambos ataques se registraron mientras en teoría sigue vigente la tregua anunciada desde el pasado 29 de junio por las principales facciones armadas palestinas en sus acciones contra Israel, aunque en este periodo ha continuado la violencia en la zona, con escaramuzas esporádicas y redadas del Ejército israelí.

En la página web de Hamas un comunicado informa de que el ataque suicida perpetrado en una parada de autobús próxima al asentamiento judío de Ariel en Cisjordania fue llevado a cabo por un miembro del grupo, que ha sido identificado como Iusef Kafesh.

Fuentes palestinas en Gaza dijeron que Kafesh era miembro del brazo armado de Hamas, denominado los Batallones de Izadín Al-Kasam y residía en la ciudad de Naplusa.

En la página electrónica también se dice que el autor del segundo atentado perpetrado en un supermercado de la ciudad israelí de Rosh Hain fue llevado a cabo por un activista de Al-Fatah, que preside Yaser Arafat.

Por su parte, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, advirtió poco después de conocer la noticia de los atentados de que "no habrá ningún progreso diplomático con los palestinos si el terrorismo no cesa por completo".

Por otro lado, fuentes palestinas dijeron que el Ejército israelí impuso el estado de sitio en la Aldea Azun, próxima a Kalkilia, después de recibir de los servicios secretos informaciones específicas de posibles atentados palestinos.

Sharon acusó a la ANP de no luchar contra el terrorismo, mientras los palestinos insistieron en que estos actos son el resultado de la continua represión israelí en los territorios.

Horas antes de entrevistarse con el enviado de EEUU William Burns, Sharon señaló que "vemos que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no hace lo que debería estar haciendo, y lo primero que tiene que hacer es desmantelar las organizaciones terroristas, requisar sus armas y llevar a cabo una lucha sin cuartel contra el terrorismo".

La ANP insiste que por el contrario es Israel la responsable de la escalada de la violencia y que los atentados de hoy son el resultado de sus constantes acciones represoras, en concreto la última llevada a cabo en Naplusa, donde el viernes murieron cuatro palestinos, entre ellos dos miembros de Hamas.