Internacional

Israel y EEUU presionan a Arafat para que abandone el poder

Tras los dos atentados ocurridos el martes, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, cree necesario que se corten de raíz las influencias de Arafat sobre las fuerzas de seguridad, empezando por apartarlo de las arcas públicas.
EFE, Jerusalén
14/ago/03 19:07 PM
Edición impresa

EFE, Jerusalén

Israel y Estados Unidos instaron ayer al primer ministro palestino, Mahmud Abbas, a apartar definitivamente del poder al presidente Yaser Arafat. El enviado especial de la Casa Blanca, Williams Burns, señaló que los territorios necesitan una "autoridad única". El primer ministro israelí, Ariel Sharon, se mostró mucho más tajante: debe cortarse de raíz la influencia de Arafat en las fuerzas de seguridad y apartarle de las arcas públicas.

"Los sufrimientos de la población palestina tienen su origen esencial en la estrategia terrorista de Yaser Arafat", afirma Sharon en una entrevista al diario francés "Le Figaro", en la que acusa al presidente de mantener el control directo del 60 por ciento de los 60.000 efectivos de las fuerzas de seguridad palestinas.

"Deberían tener un único responsable, el jefe de Gobierno, Mahmud Abbas", añade el líder del Likud, quien muestra un tono relativamente conciliador con Abú Mazen, al que reconoce "esfuerzos innegables en favor de la seguridad". El problema, añade, es que Israel necesita esfuerzos más concretos, empezando por el desarme y desmantelamiento total de las milicias radicales.

Respecto a Arafat, Sharon afirma que "la primera reforma que debe aplicar Mahmud Abbas es acabar con el monopolio de Arafat en los servicios de seguridad, y de paso privarle del control del dinero, y por lo tanto de la distribución de salarios". En este sentido, explicó que Israel ha comprobado que el presidente palestino tiene 2.000 millones de dólares en cuentas "en todo el mundo, mucho más de lo que se necesita para proceder a las reformas". El ministro israelí de De-fensa, Saúl Mofaz, lo acusó de estar haciendo todo lo posible por "torpedear" el proceso de paz. "No me extrañaría que estuviera detrás de los ataques terroristas de los últimos días", aseguró en referencia a los atentados perpetrados este martes por Hamás y las Brigadas de Al Aqsa (relacionadas con el partido Al Fatá de Arafat) que se saldaron con dos muertos y una decena de heridos en la colonia de Ariel (Cisjordania) y la ciudad israelí de Rosh Haayin.