Dinero y Trabajo

El IPC de Canarias descendió un 0,8% en julio, más que la media nacional

Este porcentaje situó la tasa de los últimos doce meses en el 2%, la más baja del país. Por provincias, los precios evolucionan de manera más favorable en lo que va de año en la de Santa Cruz de Tenerife, pero el pasado mes el recorte fue mayor en Las Palmas, 1,1% frente a 0,5%, según los datos del INE.
EL DÍA, S/C de Tenerife
14/ago/03 15:56 PM
Edición impresa

La incidencia positiva de factores coyunturales como las rebajas y el inicio del período vacacional, en opinión de la mayoría de expertos consultados, favoreció que el Índice de Precios de Consumo (IPC) correspondiente a julio experimentara en Canarias, con relación a idéntico mes de 2002, una caída de 0,8 puntos, dos décimas por debajo de la media nacional (0,6%). En consecuencia, la inflación acumulada se situó en el 0,5, frente al 0,6% estatal, y la interanual (últimos doce meses) en el 2,0%, el mejor registro de todo el país, cuya media está en el 2,8%.

Los precios bajaron en julio en todas las autonomías, a excepción de Baleares (+0,1%), según los datos facilitados ayer por el INE.

"Efecto rebajas"

Por provincias, en Canarias tanto en lo que va de año como en los últimos doce meses la evolución de los precios ha sido más positiva en Santa Cruz de Tenerife (0,4% y 1,7%) que en Las Palmas (0,6% y 2,3%). No obstante, el pasado mes la reducción del IPC fue más acentuada en las Islas orientales (1,1%) que en las occidentales (0,5%), siempre con respecto a julio de 2002.

Canarias ocupó en julio la tercera plaza del ránking nacional de autonomías menos inflacionistas, junto a Asturias, Extremadura y Murcia. Los mejores registros correspondieron a La Rioja (-1%) y Andalucía (-0,9%). Eso sí, todos esos porcentajes fueron superados por las ciudades autónomas de Ceuta (-1,9) y Melilla (-1,5%).

La reducción de los precios del grupo Vestido y Calzado (-10,2%) el pasado mes, respecto a julio de 2002, tuvo un efecto especialmente positivo sobre el comportamiento de la inflación en las Islas. El denominado "efecto rebajas" ha contribuido, en opinión de los expertos de la Cámara de Comercio tinerfeña, a la amortiguación del repunte de los precios registrados en Transportes (+0,3%) y en los capítulos de Ocio y cultura (+0,3%) y Hoteles, cafés y restaurantes (+0,3%).

Tras conocer estos datos y, en particular, el alza experimentada por Transportes, el presidente de la institución cameral tinerfeña, Ignacio González Martín, advirtió de que "el precio del barril del petróleo ha alcanzado su cotización más alta de los últimos cinco meses y, aunque por el momento el encarecimiento no se traduce en un aumento directo del precio del combustible en Canarias, es un factor a tener en cuenta, ya que puede afectar negativamente al crecimiento económico del Archipiélago".

Por su parte, en lo que a los capítulos de ocio y cultura, hoteles, cafés y restaurantes se refiere, el análisis pormenorizado de la evolución de los precios en Canarias durante el mes de julio evidencia, además, un encarecimiento de los servicios relacionados con hoteles y otros alojamientos (7,4%), viajes organizados (7,3%) y servicios financieros (4,1%), "capítulos tradicionalmente sometidos al incremento de la demanda estival".

No obstante, aunque el incremento de los precios en estos subgrupos es la tónica dominante de la temporada vacacional, Canarias evidencia una tendencia a la moderación con respecto a la media nacional, donde hoteles y otros alojamientos refleja diferencias porcentuales de más de 2,4 puntos, destaca la Cámara en un comunicado.

La evolución de los precios experimentada en el Archipiélago durante el mes de julio revela que junto a vestido y calzado, menaje y comunicaciones son otros de los grupos que mejor comportamiento inflacionista registraron con una caída de los precios de -1,3% y -0,1%, respectivamente.

El pan, más caro

Por el contrario, alimentación y bebidas no alcohólicas y Otros experimentaron un repunte de los precios del 0,1%. Destacan el aumento en las Islas de los precios de productos como carne de ovino (1,8%), pescado fresco y congelado (1,4%) y el pan (1,2%).

La inflación subyacente interanual, que excluye los precios de las rúbricas más volátiles de la cesta de la compra, como son los alimentos no elaborados y la energía, se situó en Canarias durante el mes de julio en el 2%, 0,9 puntos por debajo de la media nacional.

Para la Cámara de Comercio, el comportamiento positivo experimentado por el IPC en el Archipiélago durante los doce últimos meses de año confirma su tendencia a la baja. Una situación que hace prever una progresiva contención de la inflación durante los próximos meses y mejora sustancialmente las perspectivas de crecimiento económico.

El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, dijo que el dato del Índice de Precios de Consumo correspondiente a julio muestra la "tendencia de consolidación" de la inflación española "claramente por debajo del tres por ciento", que la llevará a situarse en el entorno del 2,5% el próximo otoño.

Un dato positivo

El presidente de la CEOE-Tenerife, José Fernando Rodríguez de Azero, calificó ayer el dato del IPC de julio de "muy positivo para Canarias". Y apuntó que si se mantiene la actual tendencia hasta finalizar el presente ejercicio económico es posible que la inflación en las Islas se sitúe incluso por debajo del 2% estimado por el Gobierno regional. Rodríguez de Azero consideró "conveniente" que se produzca una nueva bajada de los tipos de interés en los próximos meses, para que "siga la bajada de precios en Canarias". Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio tinerfeña, Ignacio González Martín, opinó que la marcha de los precios en las Islas es positiva para la economía canaria, "ya que contribuye al incremento de la competitividad y al desarrollo del tejido productivo". El sindicato CCOO hizo pública una nota en la que señala que aunque el IPC en Canarias evoluciona de una forma aceptable, deben ponerse en funcionamiento mecanismos para paliar la pérdida de competitividad del tejido socioeconómico. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, defendió que la "moderación salarial" que están aceptando los sindicatos tendría mayores efectos en el crecimiento económico del país si no estuviera "lastrada" por la inflación en el sector servicios y el "escandaloso" encarecimiento de la vivienda.